Obispo chileno quiso visitar a Jones Huala y no lo autorizaron

"Me voy muy decepcionado con las autoridades y con el Ministerio de Seguridad por no haberme dejado ingresar", dijo Pablo Pimentel, otro referente que tampoco pudo ver a Jones Huala.

La defensa y familiares del lonko de la comunidad mapuche de Cushamen, Facundo Jones Huala, cuestionaron hoy a las autoridades del Servicio Penitenciario Federal por las restricciones a su régimen de visitas en la Unidad 14 de Esquel, luego de que representantes de organizaciones de Derechos Humanos y de la Iglesia no pudieran tener un contacto ayer con el detenido.

El obispo apostólico de Aysen, Chile, Luis Infanti de la Mora; y del presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, Pablo Pimentel, intentaron ayer visitar a Jones Huala, pero no fueron autorizados a entrar en el penal.

“Su condición es de un prisionero político por no permitir ciertas visitas, él no está incomunicado, pero todas estas restricciones evidencian que sobre él existe un fuerte control y, en particular, con quien se vincula”, aseguró a Télam la abogada del líder mapuche, Sonia Ivanoff.

Según contó la abogada, Jones Huala “estaba yendo a la escuela, pero hubo una orden de que no lo dejen ir más, incluso tenía pensado participar de un taller de radio, pero se lo impiden”.

Andrea Millañanko, la mujer de Facundo, aseguró que las restricciones a las visitas “vienen desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, no lo maneja el Servicio Penitenciario, ellos mismos lo reconocen”, y agregó que “es una cuestión política”.

La familia aseguró que, además de Pimentel y del obispo chileno De la Mora, desde el Servicio Penitenciario se le prohibió el ingreso a integrantes del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y otros organismos locales.

“Me voy muy decepcionado con las autoridades y con el Ministerio de Seguridad por no haberme dejado ingresar para visitar a este joven mapuche que lo único que hizo fue poner en práctica el artículo 75 (de la Constitución), que habla del reconocimiento de sus territorios”, dijo Pimentel en un video grabado en la puerta de la unidad penitenciaria.

Facundo Jones Hualase encuentra hace casi tres meses en la cárcel de Esquel a la espera del juicio en Bariloche, el cual aún no tiene fecha.

El juez federal subrogante en Bariloche, Gustavo Villanueva, concluyó hace una semana las medidas de prueba para ver si avanza o no el juicio de extradición contra Jones Huala, iniciado en Chile por supuestos incendios de estancias y campos en ese país, delitos que puedan ser castigados con hasta 12 años de prisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico