Ofreció "delivery de borrachos": le sobran clientes

La iniciativa es de un joven neuquino. Lo propuso en broma y ahora ya piensa en transformar su chiste en un emprendimiento comercial.

Santyno Ávila hizo una publicación en las redes sociales para ofrecer un servicio al que llamó “delivery de borrachos”. Aunque se trataba solo de una broma, en apenas tres días recibió el pedido de más de 15 vecinos de la ciudad que querían que él los llevara al boliche, por lo que el joven ya piensa en transformar su chiste en un emprendimiento serio.

“Yo era de tomar en los asados, pero hace unos seis meses me di cuenta de que no lo hacía con ganas y decidí dejarlo”, explicó el joven de 22 años que vive en el barrio Sapere, de la Capital neuquina. Desde esa noche, ya no probó más el alcohol, pero sus amigos mantuvieron el hábito de consumir bebidas alcohólicas en esos encuentros de fin de semana.

Con el tiempo, Santyno se convirtió en el conductor designado de su grupo. Además de su sobriedad, el joven tiene entrenados los reflejos porque conduce desde hace años y hasta hace algunos meses trabajaba haciendo repartos de hamburguesas y tapas de empanadas con su furgoneta, por lo que se había adiestrado para sortear el tránsito y conocer las mejores rutas para cada destino de la ciudad.

Por su rol como chofer de sus propios amigos, pensó en hacer una broma en Facebook donde ofrecía un delivery nuevo: en lugar de repartir alimentos frescos, proponía llevar a otros jóvenes desde el lugar de la previa hasta el boliche, y desde el local bailable hasta la casa de cada uno.

“A mis amigos les viene bárbaro porque pueden tomar sin miedo a los controles”, señaló. Sin embargo, Santyno se sorprendió con el impacto de su mensaje en las redes. “Lo publiqué el miércoles pasado y para el viernes ya tenía 15 mensajes que me preguntaban si podía llevarlos”, detalló el joven a La Mañana Neuquén.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico