Ortega Díaz dice que presentará pruebas de corrupción contra Maduro y Cabello

Afirmó que existen pruebas de corrupción que involucran a Maduro y a otros dirigentes del oficialismo venezolano, así como a empresas extranjeras, como la constructora brasileña Odebrecht.

La exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, quien salió de su país tras ser acusada de traición por el gobierno, afirmó ayer en Brasilia que posee pruebas en al menos cuatro países para denunciar por corrupción al presidente Nicolás Maduro y al número dos del chavismo, Diosdado Cabello, y advirtió que el caso puede generar inestabilidad en la región.
El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, afirmó que su gobierno le ofreció asilo a Ortega Díaz, pero ella respondió que por el momento prefería regresar a Colombia, adonde llegó la semana pasada por vía aérea tras escapar en lancha hasta Aruba.
"Voy a entregar pruebas a autoridades de distintos países para que se investigue, en virtud del principio de jurisdicción universal", dijo Ortega Díaz al participar de una reunión de procuradores generales de los países miembros del Mercosur y los Brics, en Brasilia.
La exfuncionaria venezolana fue respaldada por el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, quien sostuvo que la democracia está siendo víctima de una "vejación institucional" en Venezuela.
Ortega Díaz, quien llegó a Brasilia proveniente de Colombia, que también le ofreció asilo, afirmó que existen pruebas de corrupción que involucran a Maduro y a otros dirigentes del oficialismo venezolano, así como a empresas extranjeras, como la constructora brasileña Odebrecht.
De Cabello dijo que tiene pruebas de que recibió unos 100.000 dólares por parte de una empresa española.
La reunión de fiscales del Mercosur, de la cual participa la procuradora general argentina, Alejandra Gils Carbó, estuvo marcada por la conmoción política que causa el caso de Ortega Díaz.
La exfiscal general dijo que pretende presentar la documentación sobre corrupción a las autoridades de Brasil, Estados Unidos y Colombia.
"Tengo pruebas en el caso Odebrecht que comprometen a Maduro, Diosdado Cabello, (el alcalde del municipio caraqueño Libertador) Jorge Rodríguez y otros funcionarios del gobierno; obviamente que la persecución tiene que ver con estas denuncias", afirmó Ortega Díaz.
Durante la apertura de la XXII Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur (Rempm), Ortega Díaz fue tratada como la "fiscal legítima" de Venezuela por Janot y sus pares.
Militante chavista y fiscal general de la República desde 2007, designada por iniciativa del entonces presidente Hugo Chávez, Ortega Díaz fue profundizando sus disidencias con el gobierno de Maduro.
Esas divergencias se hicieron irreconciliables a fines de marzo, cuando criticó duramente un fallo por el cual el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró en desacato a la Asamblea Nacional (AN, parlamento con mayoría opositora) y se arrogó la facultad de legislar, lo que dio lugar a la serie de protestas callejeras que duraron cuatro meses y dejaron más de 120 muertos y de 1.900 heridos, según datos oficiales.
Este mes fue destituida por el TSJ. Poco después, el gobierno retiró la inmunidad parlamentaria a su esposo, Germán Ferrer, que con otros dos diputados se había separado del oficialismo y formó un bloque chavista disidente, y la vivienda de ambos fue allanada.
Ortega calificó lo que ocurre en su país como "muerte del derecho" y advirtió que "lo que ocurre en Venezuela puede permear a toda la región".
La exfiscal venezolana llegó a Brasil esta madrugada desde Bogotá, con escala en Panamá, luego de que Maduro dijera que va a pedir a Interpol las capturas de ella y Ferrer.
El fiscal brasileño, a quien el presidente Michel Temer considera un enemigo político tras denunciarlo por corrupción, dijo que compartía la visión del gobierno frente a Venezuela, luego de que el Mercosur suspendiera del bloque al país caribeño por violar la cláusula democrática.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le ofreció a Ortega Díaz protección si decide quedarse en ese país, aunque fuentes cercanas a la destituida fiscal dijeron que su futuro estaría en Estados Unidos, donde también podría obtener refugio.
Luego de la reunión con los fiscales, Ortega Díaz fue recibida en el Palacio de Itamaraty por el canciller Nunes.
En diálogo con el canal GloboNews, Nunes dijo que Ortega Díaz hizo un detallado relato sobre su "situación de persecución".
"También le hemos ofrecido asilo porque es la tradición brasileña en ese sentido, pero ella dijo que prefiere estar por otras regiones de Sudamérica", contó el canciller.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico