Otro exfuncionario va a juicio por pedir coimas

Es Alberto Vargas, ex titular de Lotería durante la gestión de Martín Buzzi. Se le imputa pedir una coima de 300 mil dólares para "influir" en el concejo de Puerto Pirámides para que se habilitara un emprendimiento hotelero. 

La Justicia de Puerto Madryn resolvió elevar a juicio una causa contra Alberto Vargas, ex presidente de Lotería durante la gestión de Martín Buzzi; y a Marcela Montero, acusados por pedir 300 mil dólares para lograr la aprobación de obra de un hotel “ecofriendly” en Puerto Pirámides.

Ambos quedaron grabados en una cámara oculta y además en un allanamiento se encontraron dos armas, así como un dispositivo electrónico que fue peritado y en el que había MASNNA (Material de Abuso Sexual de Menores).

Le elevación a juicio fue resuelta por la jueza Patricia Asaro, quien imputó a ambos por “tráfico de influencias”, ocurrido en 2019 contra un empresario que buscaba instalar un emprendimiento hotelero en Pirámides.

La acusación fue presentada por los fiscales Daniel Báez y Juan Pablo Santos, quienes indicaron que “a fines de 2018, mientras el hotel se encontraba en proceso de aprobación de permisos, el desarrollador recibió una solicitud de soborno”.

A su vez, “una mujer le dijo que tenía vínculos con funcionarios y que podría obtener la aprobación final de la obra, que por razones de índole administrativas vinculadas al Municipio de dicha localidad, no habían sido aprobadas; pero le dijo que necesitaba 300 mil dólares”.

UN SUPUESTO INFLUYENTE

La víctima, junto a una socia canadiense, “decidió realizar la denuncia ante el fiscal Daniel Báez; le pidieron 300 mil dólares y le indicaron que Vargas, por sus vínculos políticos obtenidos durante su mandato como funcionario de la Provincia y su cercanía con los concejales de Pirámides, iba a influir sobre estos para que aprueben la modificación de la ordenanza que le permitiese obtener la aprobación”.

El fiscal “me preguntó si estaba dispuesto a ayudar en la investigación, a lo que accedí”, recordó el afectado, así “como participé de una operación encubierta para ayudar al fiscal a reunir evidencia, él les ‘siguió el juego’, interactuando con Montero, la mujer que se había ofrecido como nexo”.

Además, la fiscalía detalló una serie de llamadas telefónicas y mensajes de WhatsApp con Montero que fueron registrados para la investigación.

El hotelero “se reunió con Montero y con Alberto Vargas en un restaurante. Durante estas reuniones fueron filmados y grabados por la DPI”, continuó la Fiscalía. Allí le dijeron que si pagaba un anticipo sobre el soborno “nos darían la aprobación final para nuestro desarrollo, y luego podríamos hacer el último pago; era como pagar en cuotas”, recordó el empresario.

Por otro lado, el escrito presentado por los fiscales indica que “los imputados sostenían que ‘los 300 mil dólares eran necesarios para ‘arreglar’ a 4 concejales de Pirámides para que voten a favor de la modificación de la ordenanza, que Alberto estaba vinculado políticamente con el intendente de Pirámides’”, en relación al ex mandatario, Javier Roldán.

“Con las pruebas, se realizaron allanamientos en los domicilios de Vargas. Y además de elementos electrónicos, se secuestraron dos armas de fuego de tenencia ilegítima. Asimismo, en la pericia informática realizada por el Equipo Técnico se descubrieron múltiples archivos con videos e imágenes de contenido pornográfico con la participación de menores de edad”, recordaron los fiscales.

Es por ello que “a raíz de este hecho se derivó un nuevo caso por la presunta comisión del delito de ‘tenencia de pornografía infantil”.

Precisamente, la Fiscalía reveló un chat de whatsApp entre la víctima y la mujer que hizo de intermediaria.

Fuente: Radio 3

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico