Padres autoconvocados hicieron un abrazo simbólico en la escuela 521

Es en rechazo al traslado de la institución. “Es un atropello que vulneren todos los derechos de nuestros hijos”, dijeron.

Ayer, los padres protagonizaron un abrazo simbólico frente a la Escuela 521 de Formación Integral, ubicada en calle Hernandarias 159, en rechazo al anunciado traslado de la institución a la Escuela 517, impuesto por el Ministerio de Educación.

La directora del establecimiento, en diálogo con Crónica, relató: “El miércoles, los padres vinieron a solicitar información sobre la situación actual”, dijo y explicó que el 14 de febrero, día en que comenzaron a trabajar los directivos, recibieron la notificación de trasladar definitivamente la Escuela 521 para funcionar dentro del edificio de la Escuela 517, ubicada en Lisandro de la Torre y Juan Azurduy.

Durante la presentación de docentes, la directora informó sobre la necesidad de mudanza en las próximas dos semanas, momento en que los padres manifestaron su rotundo rechazo ante esta decisión. Consultada sobre las razones del Ministerio para justificar el traslado, Brunt explicó: “Se argumentan mejores condiciones edilicias para la propuesta pedagógica. Sin embargo, la Escuela 517 carece de espacios adecuados para talleres”, dijo.

Continuó explicando que “nosotros sabemos que la escuela número 517 es una construcción más nueva. Sin embargo, hemos manifestado en todas las reuniones, que es una escuela que carece de espacio para los talleres, así que no está tan preparada para nuestra propuesta pedagógica”.

“Es una institución con accesibilidad que no tiene planta alta como esta, que necesitamos el ascensor, pero no tiene espacios específicos para el desarrollo de los talleres. Por ejemplo, el taller de construcción que necesita ser externo por los ruidos, por las máquinas y el de laverap que necesita instalaciones específicas de desagote, de ingreso de agua y lugares específicos”.

Vale destacar que la escuela número 517, adonde se trasladó la institución, es una escuela preparada para personas con dificultades auditivas sordas e hipoacúsicas. “Está preparada para que el sonido tenga una mejor conducción y que la reverberación no sea causa de impedimento en la comunicación, etcétera. En este sentido, instalar los talleres de la 521 implicaría levantar esos pisos y esa estructura, por lo tanto, la escuela 517 perdería casi todos sus espacios”, dijo Brunt, lo que afectaría negativamente a sus alumnos.

QUE DIJERON LOS PADRES

Juan Salinas, uno de los padres de la escuela 521, en diálogo con Crónica explicó: “Nos ordenaron que nos vayamos, ya con fecha de inicio en pocos días y nosotros nos oponemos rotundamente a eso”.

Explicó que recién el día lunes, cuando los padres llegaron a matricular a sus hijos “nos dijeron que nos tenemos que trasladar. Este edificio fue siempre para educación especial y está adaptado para nuestros hijos”.

Aparentemente, en la sede de la 521 se trasladaría Supervisión de Escuelas. “Tengo entendido que acá se quiere venir supervisión para poner su oficina, porque nuestro edificio está en un punto céntrico”, dijo; sin embargo, recalcó que gran parte de la matrícula de la escuela vive en zona norte, por lo que sería muy dificultoso para ellos llegar a la escuela 517, ubicada en zona sur. “Tenemos la problemática que el 70% de los alumnos es de zona norte y de los kilómetros y se le complica mucho venir, ya se les complicaba cuando no se ponían al día con el tema de transporte, entonces ahora más”.

“Hemos perdido muchos días de clases, y ahora nos quieren trasladar, que además con este hecho estamos invadiendo a los chicos de 517, porque les estamos sacando todas sus aulas, ya que nosotros tenemos una matrícula más alta, dejándolo a ellos solo con dos aulas nada más”, dijo Salinas.

Ante este panorama, reiteró que el edificio de la 521 “está adaptado para nuestros hijos, ellos justifican que el traslado se hace porque necesita modificaciones la escuela, pero son muy pocas las modificaciones que necesitamos, nosotros tenemos un edificio firme que no tiene filtraciones, que no tiene salitre”.

“Las modificaciones y el gasto que quieren hacer directamente háganlo acá, no en la 517 donde tenemos que armar los talleres de nuevo, eso significa que para el taller de cocina, hay que hacer todo el sistema de gas nuevo y sabemos que obras públicas va a demorar muchísimo en hacerlo”.

En palabras del padre, “esto sería empezar de cero”, considerando los avances que lograron el conjunto de padres con el acompañamiento del equipo directivo. “Tenemos una escuela que está caminando, tenemos una directora nueva que es titular y con la que estamos trabajando todos los padres en conjunto, venimos trabajando muchísimo para sacar adelante esta escuela”.

“Es un atropello que vulneren todos los derechos de nuestros hijos. La adolescencia con discapacidad está muy vulnerada, están amontonando a todos los chicos, nos están juntando y nos están trasladando. Incluso sin consulta, porque no nos han consultado esto. Fue muy arbitrario el atropello”, reclamó Salinas.

Ante esta situación, los padres se convocaron previamente para realizar el abrazo simbólico y se están organizando para ver qué otras medidas tomar. “Estamos de a poco enviándole a todos los padres, porque muchos no sabían, los docentes también se enteraron el día miércoles. Queremos que nos escuche el ministro de Educación y el gobernador, que no permitan este atropello, que no nos saquen el edificio. Esta escuela se creó para educación especial, no para que pongan oficinas de supervisión acá”, finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico