Pagaron las puertas

Frente al allanamiento fallido que realizó la Policía del Chubut en la vivienda de una humilde familia del barrio San Cayetano en la calle Polonia al 2200, desde la Unidad Regional informaron que no tienen mayores novedades al respecto.

Sin embargo, este diario pudo saber que desde la Policía se le pidió disculpas por la equivocación a la familia y se le pagaron las tres puertas que fueron destrozadas por la Guardia de Infantería al ingresar a la morada equivocada luego de que desde la policía convencional se "marcara" ese domicilio.

Creyendo que se trataba de posibles delincuentes, tras ingresar por la fuerza a la casa la Policía había precintado y arrojado al suelo a los inocentes, hasta que el hombre les gritó su apellido. El equívoco tuvo lugar en el marco de los allanamientos a la familia Millapi el viernes a la noche.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico