Permaneció cuatro días junto al cuerpo de su dueño hasta que lo halló la policía

En Allen se viven días de conmoción primero con la desaparición de Luís Blanes, más tarde con su hallazgo sin vida. En las últimas horas a esta historia se suma una muestra de amor incondicional y la protagoniza el perro de Blanes.

En la tarde del jueves, un vecino encontró el cuerpo sin vida de Luis Blanes, el hombre de 60 años que el domingo pasado cayó con su auto a las aguas del Canal Principal en la ciudad de Allen. Pero lo que nadie había advertido es que el perro del fallecido estuvo cuatro días marcando el lugar del hallazgo. Según indicaron los testigos, el perro se instaló allí, lloraba y se tiraba como avisando que allí se encontraba su dueño.

La emocionante historia conmovió a toda la región. Es que, tras el trágico hallazgo de Blanes, luego de intensos operativos que involucraron buzos y personas de a pie, la clave la tenía una solitario perro blanca que llegó al lugar el mismo día del accidente y no se movió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico