Permaneció seis días aislada junto a sus hijos sin que nadie los asistiera

Sucedió en la calle Código 1.651, en el barrio Azcuénaga Nuevo. Durante las últimas semanas una empresa había efectuado tareas de movimiento de suelo para la instalación del sistema de cloacas. Producto de la nieve y lluvia, la tierra removida se convirtió en lodo y los habitantes de esa calle quedaron aislados. Una de las damnificadas contó que desde el domingo permanecía sin poder salir de su vivienda junto a sus hijos y un sobrino, todos de corta edad. Asegura que se comunicó de manera continua con Defensa Civil sin que acudieran a asistirla. Este viernes, en un momento crítico ya que se estaban quedando sin alimentos, fueron asistidos por un familiar que logró ingresar al sector con un vehículo todo terreno.

Verónica Cruz, quien reside en uno de los nuevos núcleos urbanos de la zona norte de Comodoro Rivadavia, se comunicó con El Patagónico para hacer pública su indignación por el destrato que recibió por parte de organismos oficiales ya que, pese a pedir insistentemente ayuda desde el domingo, no tuvo respuesta por parte de Defensa Civil ni de otras instituciones estatales.

Contó que permaneció aislada desde el domingo en su vivienda junto a niños de corta edad, porque la calle en la que reside se tornó intransitable a pie y para todo tipo de vehículos. La nieve y lluvia caída en los últimos días convirtió en lodo la tierra que había sido removida por una empresa que realizó trabajos en el sector para la instalación del sistema de cloacas.

Ya el domingo, cuando se produjo la copiosa nevada, cuatro vehículos que intentaron circular por el lugar se hundieron en la greda y para Verónica resultaba imposible salir a pie junto a los niños, uno de ellos de apenas un año y medio. Asegura que a pesar de que desde el domingo mismo se comunicó en forma constante con Defensa Civil para que la asistieran, nunca obtuvo respuesta. Incluso, la situación se fue tornando crítica con el correr de los días, dado que la familia se fue quedando sin alimentos y sin otros elementos básicos como pañales para el bebé.

“Me cansé de llamar todos estos días a Defensa Civil y no nos dieron una respuesta. Nos dijeron que no nos podían ir a buscar porque no podía entrar el móvil. Después me mandaron a que llamara a Desarrollo Social y tampoco me dieron respuesta. Se fueron tirando entre ellos la pelota. En definitiva, nunca me atendieron ni me dieron una solución”, narró la damnificada.

“Ya ayer no tenía leche ni pañales para el bebé y no me dieron ni siquiera la solución de mandarme pañales y leche para el bebé. Recién hoy mi prima nos pudo ir a sacar con una 4x4, pero fue una odisea salir. Tuvimos que embarrarnos todos hasta las rodillas con los nenes en brazos para salir por la parte de atrás, por el cerro. Y nadie se hace cargo de esto. Nos tienen ‘llamen acá, llamen allá’ y no nos dan una solución”, cuestionó.

Permaneció seis días aislada junto a sus hijos sin que nadie los asistiera.mp4

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico