Petroleros de base inició un paro como rechazo a un embargo judicial al sindicato

El plenario de delegados, que ayer convocó de urgencia el Sindicato de Petroleros Privados Chubut, dispuso un paro total de actividades por 24 horas, que comenzaba anoche a las 20 y que hoy marcará la ausencia total de trabajo en todos los yacimientos. La determinación se adoptó en rechazo al embargo que, por 24 millones de pesos, dispuso la jueza Natalia Venter que interviene en la causa judicial que involucra a la empresa San Antonio. No habrá protesta en rutas, pero sí se pedirá el jury de la magistrada y se prepara una gran movilización para el 25 de este mes en defensa de los puestos de trabajo.

El Sindicato de Petroleros Privados Chubut resolvió ayer, en plenario de delegados, un paro total de actividades en yacimientos por 24 horas, que comenzó anoche a las 20. La medida de fuerza se dispuso en rechazo al embargo a las cuentas del gremio que, por 24 millones de pesos, a raíz del conflicto con San Antonio, dispuso la jueza Civil y Comercial, Natalia Venter.

El secretario adjunto del gremio, Carlos Gómez, fue el primero en plantear, primero a los medios periodísticos y luego al plenario, el enojo de los referentes petroleros por esa determinación judicial que los delegados resolvieron , junto con el paro, responder además de la medida de fuerza con un pedido de juicio político para la magistrada.

“Los petroleros estamos trabajando para reactivar el plan de inversiones, que se ponga en marcha también Pampa del Castillo, y las jornadas extendidas de YPF. Todas estas empresas tienen servicios con San Antonio que, en lugar de colaborar, sale con esto”, señaló ofuscado.

Para los sindicalistas petroleros, como luego se dejó en claro en el plenario, el embargo promovido por San Antonio surgió por “presión de las operadoras” que, según el relato, aprovecharon este conflicto, que tiene como punto de partida la baja de equipos de Tecpetrol, para entorpecer las gestiones y los avances desde el sector laboral.

El paro comenzaba anoche a las 20, para evitar la suba de los turnos, y se extenderá por 24 horas, aunque no será apuntalado por corte de ruta, como solicitaron algunos delegados, porque la conducción de Jorge Avila sigue apostando, según se definió, a mantener la paz social y a sostener las gestiones en marcha para recuperar producción y fuentes de empleo.

Mañana se realizará una nueva asamblea, en la que se analizará el efecto del paro y las respuestas por parte de las operadoras y Gobierno nacional, que ayer mismo se especulaba podía dictar la conciliación obligatoria desde el Ministerio de Trabajo.

En la asamblea de mañana también se tratará la memoria y balance del gremio y se concretará la convocatoria a una movilización para el 25 de mayo “en defensa del trabajo, los convenios, y los puestos de trabajo de Comodoro, la provincia y toda la Patagonia”, indicó Avila.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico