Pidió un muro de contención, no la escucharon y se le derrumbó el terreno

El miedo de Margarita, una vecina del barrio Ceferino que vive con sus 12 perros rescatados es que llueva y los cuatro metros que la separan de la casa de su vecino se desmoronen.

Margarita Contreras tiene 68 años y desde que su marido falleció se quedó sola y se ha dedicado a cuidar su salud además de brindar cobijo a perros que encuentra abandonados. En los últimos días de viento los 12 perros rescatados que tiene en su patio estuvieron en riesgo cuando cedió un antiguo cerco que separaba su terreno del de su vecino, ubicado a cuatro metros de altura.

“Hace unos meses que vinieron a verme desde Habitat del municipio, vieron que estoy en una situación de peligro sobre todo cuando llueve, yo ya limpié todo el terreno para mantener a mis animales pero no me dieron respuestas porque me dijeron que tienen que atender a la gente que tuvo problemas en el temporal”, relató la mujer que vive en hace 33 años en la calle Martin Fierro al 1070, en el barrio Ceferino.

Margarta se define como mascotera y asegura que cuida a los perros que rescata y había puesto su patio trasero en condiciones para mantenerlos a resguardo pero con la caída del cerco, dado que los vecinos de medianera mediante no tienen paredón, ni rejas los perros se pueden escapar y ponerse en riesgo ellos mismos y a otros.

“Yo más no puedo hacer, necesito que me ayude el municipio porque tengo problemas de salud y con lo que cobro me alcanza para vivir nada más ,no puedo pagar ese arreglo. Cuando pasamos la lluvia fue terrible porque por la altura todo lo que le desbordó a ellos terminó en mi casa, las cloacas fue terrible”, recordó.

Las personas que puedan ayudar a la vecina del Ceferino comunicarse al 4474087.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico