Pirotecnia: cuestionamientos al proyecto de bajo estruendo

"El proyecto de bajo estruendo está muy basado en lo comercial y no en la salud". De esa manera desde Comodoro TGD Padres TEA cuestionaron que la iniciativa del Sindicato del Fósforos y de comerciantes locales no tenga en cuenta a las personas con autismo. Solicitaron la intervención de los agentes de la Salud y de la Oficina de Derechos y Garantías. Criticaron que esta nueva ordenanza permita controles sobre el uso responsable de la pirotecnia.

El 12 de diciembre de 2017 se aprobó la modificación de la ordenanza 12625, por la cual se prohíbe por completo el uso de pirotecnia en el ejido de Comodoro Rivadavia. La normativa fue aprobada de manera unánime por parte de los ediles y acompañada con aplausos de los padres de niños con autismo.

Sin embargo, la ordenanza nunca se cumplió correctamente. No existieron las campañas de concientización y en las celebraciones de Navidad y Año Nuevo se podía observar una gran cantidad de pirotecnia.

Ahora, a menos de cumplirse tres años de aquella modificación, el Sindicato del Fósforo y comerciantes locales elaboraron un proyecto para vender pirotecnia de bajo estruendo. Los integrantes de integrantes de Comodoro TGD Padres TEA (Trastornos del Espectro Autista) están en alerta y buscan diferentes maneras para que este eufemismo no ponga en riesgo la salud de niños y jóvenes con trastornos.

“Este anteproyecto no se nos tiene en cuenta. Solo nos dedica dos renglones y después solamente habla del libre comercio y las leyes que rigen para la comercialización y uso de la pirotecnia. Está muy basado en lo comercial y no en la salud, como estipula la actual ordenanza”, cuestionó Silvana Casas, parte de Comodoro TGD Padres TEA.

En diálogo con El Patagónico, Casas manifestó que los concejales están dispuestos a tratar el proyecto de ordenanza, pero se logró parar a la intención de los ediles al dejar en claro que hay que llegar a un consenso de todas las partes.

“La ordenanza de Pirotecnia Cero dejaría de tener vigencia. Ellos dicen que se venderían productos de luces y color, pero en el proyecto no dice nada de eso. Habla de bajo estruendo o bajo impacto, pero nosotros queremos saber de qué hablan cuando dicen bajo impacto. No sabemos qué pueden llegar a probar vender bajo esa palabra. Tampoco sabemos qué efecto puede llegar a tener en media hora (por lo que se estima que se extienden los festejos de Navidad y Año Nuevo)”, criticó.

Es por eso que desde la ONG se solicitó la intervención de las autoridades sanitarias y de la Oficina de Derechos y Garantías para que participe en este debate. “Este proyecto que llegó no nos estaría incluyendo porque no habla de nosotros”, aseveró Casas.

“ES UN AÑO COMPLICADO”

Este proyecto de pirotecnia de bajo impacto puso en alerta a los padres de niños con autismo. Es que no es un año fácil para ellos. “Los chicos no han tenido terapia durante todo el año. Esto genera que se están lastimando por el estrés, ansiedad, por no ver a su entorno o por el sacarlos de un día para el otro de sus rutinas. Estamos en una situación complicada. Llegar a fin de año para las familias es agotador”, describió Casas.

La integrante de Comodoro TGD Padres TEA asegura que la venta de pirotecnia sigue existiendo y que de ninguna manera la aprobación de este proyecto permitirá bajar ese nivel de ilegalidad si no se aplican los controles que corresponden.

“El año pasado hubo pirotecnia y nadie nos asegura que si se abre esa puerta se pueda controlar. Yo veo que en internet ya se vende y si yo quiero, me lo traen en la puerta de la casa. Vamos a cumplir tres años de la sanción de la ordenanza y han fallado muchas cosas. Falta de control, concientización en las campañas que estaban dentro de las ordenanzas y que nunca se hicieron. No sé si Comodoro está preparado para esta apertura”, consideró.

“Si esto no garantiza la salud, nosotros no vamos a aceptar que se apruebe. Esperamos que no vuelvan a contactar para seguir trabajando, pero no vamos a aceptar este tipo de proyecto”, advirtió Casas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico