Polémica por el dinero invertido en la búsqueda de Madeleine

La niña británica Madeleine McCann desapareció a los 3 años sin dejar rastro de la habitación de un resort en Praia de Luz en Portugal en mayo de 2007.

Desde su desaparición en 2007 en un resort de Praia de Luz, Portugal, el mundo ha seguido de cerca el caso de la niña británica Madeleine McCann. La campaña de movilización para encontrarla es quizás una de las más conocidas y largas que se han puesto en marcha en Reino Unido. También es una de las que más dinero ha costado a la policía británica, y eso no ha gustado a muchas personas.

Casi 12 años tiene Scotland Yard investigando el misterioso caso, y algunos contribuyentes cuestionan que cada uno de esos años se destinen recursos -policías, presupuesto y tiempo- a un operativo de búsqueda que parece infructuoso, mientras que otros casos de niños o adolescentes desaparecidos no reciben la misma atención, y mucho menos, la misma cantidad de dinero.

Esta semana el tema Madeleine vuelve a estar sobre el tapete: después de que la policía anunciara el aporte de nuevos fondos, se apresura en aclarar que existen pistas frescas sobre el caso, y justifica así la inyección del nuevo dinero. Esta vez son 150 mil libras esterlinas (Casi 200 mil dólares).

Hasta ahora Scotland Yard ha invertido 11,75 millones de libras (unos 15 millones de dólares) en el caso desde 2013, cuando lanzó la Operación Grange. A los detectives del Reino Unido se les otorgó esos 150,000 libras adicionales este año.

El aporte anunciado la semana pasada sorprendió en muchos en Reino Unido, pues se creía que -ante la falta de pistas que llevaran a resolver el caso- era inminente el cierre de la investigación. Un portavoz del gobierno sostuvo que “la policía buscaba más fondos de subvenciones especiales por lo que ha necesitado justificar exactamente en qué se gastaría el dinero, a quién están persiguiendo y por qué”.

El dinero fresco le da nuevos aires al operativo que se ha mantenido vivo gracias a la campaña de los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann, que no han descansado en intentar lograr el objetivo de hallar a su hija mayor, que hoy en día tendría 14 años.

Pero otros padres británicos menos mediáticos han levantado su voz ante lo que consideran una injusticia. La prensa británica ha reflejado el caso de la madre de una adolescente desaparecida que cuestiona la nueva inyección de dinero para la investigación de Madeleine.

POLEMICA

Karen Downes, de 53 años, ha dicho que su hija, Charlene, desapareció cuando tenía 14 años en 2003 y ha criticado al Ministerio del Interior diciendo que Scotland Yard se ha “olvidado” de ella. La mujer dijo a The Sun que muchos jóvenes “simplemente están siendo olvidados”, mientras que la búsqueda de Madeleine aún se está financiando casi 12 años después de su desaparición.

La madre considera que “todos los niños desaparecidos necesitan una voz” y dijo que sentía que, como su familia es de clase trabajadora, no tenían ninguna.

Downes dice que si el gobierno va a ‘invertir dinero en la búsqueda de Madeleine’, deberían hacer lo mismo con todos los jóvenes desaparecidos. “Ella ni siquiera desapareció en este país (Reino Unido) es realmente un asunto de la policía portuguesa, y sin embargo, el dinero sigue saliendo para su búsqueda”.

DOS NUEVAS PISTAS Y UNA TEORIA

Lo último que se sabe sobre la investigación de Madeleine es que la policía ahora trabaja sobre dos nuevas pistas que podrían arrojar luz sobre la desaparición de la pequeña. Sin embargo, no se dieron detalles sobre esa nueva línea de investigación. Lo que si se supo es que los padres se encuentran “muy animados” con esa información que acaban de recibir.

En paralelo, las declaraciones de un policía británico retirado han vuelto a reabrir las especulaciones sobre el posible destino de Madeleine: David Edgar ha dicho que ella aún podría estar viva y atrapada en una mazmorra subterránea. Edgar cree que “en cualquier momento” Madeleine puede aparecer y que probablemente no tenga idea de su verdadera identidad.

Para Edgar la nueva pista clave que sigue Scotland Yard, la cual fue revelada a los esposos McCann y que los dejó “muy animados”, sería bastante similar a la teoría que él maneja, que es que una pandilla de pedófilos secuestró a Maddie y que todavía seguiría con vida.

En los últimos 12 años han abundado las teorías sobre la desaparición de Madeleine -que estaba en una habitación de hotel con sus hermanos gemelos la última vez que sus padres la vieron- pero no hay indicios que puedan decir a ciencia cierta cuál pudo ser el destino final de la niña que se ha convertido en una obsesión para el Reino Unido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico