Por la falta de la testigo no formalizaron la causa por abuso sexual

El hombre que habría manoseado a la joven de 21 años y a su bebé recuperó la libertad. Sólo con el testimonio de la víctima, la Fiscalía no pudo sostener la acusación del grave delito. Ahora deberán tomarle declaración a la testigo que no fue encontrada. 

La audiencia judicial contra el conductor del Renault Sandero, detenido el domingo acusado de manosear a la joven de 21 años y a su bebé de 1 año y 8 meses, se celebró en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. Fue presidida por el juez Miguel Ángel Caviglia.

La funcionaria fiscal Laura Martini expuso las circunstancias del ataque ocurrido a las 9 de la mañana del domingo en el interior del vehículo. La víctima denunció que a partir de la noche del sábado y hasta ese momento estuvo junto al hombre de 40 años; su amiga y el bebé, acotando que consumieron bebidas alcohólicas y que todos estaban ebrios.

En ese contexto, el conductor las invitó a la casa de un supuesto primo que residía en Palazzo, pero se desvió en el barrio Castelli. Estacionó en la calle Virgen de Lourdes al 200, a un costado de la ruta 3, y luego aseguró que el auto no arrancaba. Ahí comenzó el martirio de la joven que iba en el asiento del acompañante. Primero el hombre le tocó una pierna y después el pañal del bebé: le dijo que estaba mojado.

La chica se enfureció, tomó una botella que estaba en la parte trasera del vehículo y se la partió en la cabeza. Según la denuncia, también lo golpeó con una piedra. Un vecino escuchó los gritos de las mujeres y llamó a la policía.

La representante fiscal pidió que sea declarada legal la detención, pero no pudo formalizar la investigación por la falta de elementos de prueba. La testigo que estaba citada para la audiencia no fue encontrada en su casa.

Además la víctima, quien denuncia que fue golpeada, el domingo se negó a ser atendida por el personal médico y tampoco se pudo corroborar si tenía lesiones.

La fiscal, entonces, no pudo sostener en esta instancia una posible imputación de delito como podría ser el abuso sexual simple. Ahora intentará tomarle declaración a la testigo.

El conductor de la Sandero –asistido legalmente por la defensora pública Lucía Petinari- recuperó la libertad y por ahora no fue imputado de ningún delito. No obstante, la Justicia de Familia dispuso medidas cautelares contra el hombre y también intervino Asesoría de Menores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico