Por primera vez luego de la guerra trasladaron al continente el cuerpo de un caído en las Islas Malvinas

Los restos del capitán post mortem Luis Castagnari, caído durante la guerra de Malvinas, llegaron ayer a la ciudad cordobesa de Río Cuarto, tras una escala técnica en Comodoro Rivadavia. Fueron exhumados del cementerio de Darwin en las Islas, a donde viajó su familia ayer a la mañana para recibir el féretro. Se trata de un hecho sin precedentes, ya que por primera vez, 36 años después de la Guerra de Malvinas, el cuerpo de un caído en el conflicto que enfrentó a la Argentina con el Reino Unido vuelve al continente para descansar en su provincia natal.

La familia del primer caído en Malvinas en ser traído al continente luego de la guerra, el capitán post mortem Luis Dario Castagnari fue recibida ayer por la tarde en Comodoro Rivadavia por el jefe de la IX Brigada Aérea, Marcelo García, por el presidente del Centro de Veteranos de Guerra, Juan Pérez y Policía de Seguridad Aeroportuaria en el Aeropuerto Mosconi.

“Era su última voluntad”, dijo la viuda a Canal 9 y agradeció a la embajada de Gran Bretaña en Argentina, Derechos Humanos de Nación y a Aeropuertos 2000 por haber hecho posible el traslado de los restos a Córdoba.

Ana María Scavarda, aterrizó ayer a las 14:20 en el Aeropuerto Mosconi de Comodoro Rivadavia, a bordo de un avión comercial con los restos de su marido, el capitán post mortem y héroe de Malvinas, Luis Dario Castagnari, el primer caído en Malvinas que fue traído al continente tras la guerra.

María cumplió así la promesa a su marido en 1982, quien le pidió que si moría en Malvinas quería descansar junto a Gustavito, su hijo fallecido de cáncer a los 3 años. Quería descansar en paz junto a él en Río Cuarto. “Era su última voluntad”, le contó a Canal 9, María Cristina al bajar del avión en Comodoro Rivadavia para luego seguir viaje a Córdoba.

El avión hizo una escala técnica ayer a la tarde en el aeropuerto comodorense para cargar combustible. En ese momento Scavarda junto a sus hijos fueron recibidos por el jefe de la IX Brigada Aérea, Marcelo García y por el presidente del Centro de Veteranos de Guerra de Comodoro Rivadavia, Juan Pérez y por los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que coordinó el despegue y el arribo del avión.

María, en diálogo con el canal de la ciudad, contó que su marido había dicho que cuando le tocase morir lo quería hacer defendiendo su patria y así lo hizo. Castagnari murió a las 23:30 del 29 de mayo de 1982, por el impacto de un misil en plena guerra, cuando estaba al frente de un pelotón del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) en Puerto Argentino, quienes ayer a las 17 cuando arribó a Córdoba le hicieron un cordón de honor.

María dijo ayer sentirse muy feliz y que aún no tenía mucho tiempo de pensar lo que estaba sucediendo porque había esperado tanto para que se cumpla la promesa que le había hecho a su marido de llevarlo junto a su hijo.

“Tenerlo acá es un gran alivio. Me saqué esa mochila”, sostuvo después de haber golpeado muchas puertas.

“La Furia” Castagnari, aquel 23 de mayo puso en resguardo a muchos de sus compañeros y luego un misil terminó con su vida. “Pudo defender a su patria y que mucha gente pueda volver”, recuerda su esposa. “Fue un ser humano extraordinario. Fue un ser con muchos valores”.

La viuda agradeció especialmente a la embajada de Gran Bretaña en Argentina por la generosidad y humanidad para que se concretara el procedimiento que abrirá las puertas para que otros familiares que decidan lo mismo puedan hacerlo.

Agradeció a la Secretaría de Derechos Humanos de Nación, a Aeropuertos 2000 que costeó el viaje y a la Fuerza Aérea y Ceremonial de esa fuerza.

María Cristina dijo a los familiares de los héroes: “el que lo quiera traer que no bajen los brazos, que luchen que hay un derecho humanitario que nos ampara”.

A Castagnari los ingleses lo despidieron con honores. “Con mucha emoción y mucho respeto. Me hicieron el cordón de honor, el féretro con la bandera argentina. Todo muy prolijo. Nos hicieron sentir con mucho respeto”, describió María.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico