Prefectura será la encargada de buscar a Maldonado en los márgenes de río Chubut

A 38 días de la desaparición de Santiago Maldonado, el Gobierno nacional iniciará hoy un operativo en las márgenes del río Chubut. El operativo cuenta con la aprobación del juez federal de Esquel, Guido Otranto, pero fue cuestionado por la abogada de la familia del joven artesano. El ministro de Justicia, Germán Garavano, se sumó a la posición adoptada por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, al asegurar: "no pongo las manos en el fuego por Gendarmería". Mientras, el fiscal federal Federico Delgado consideró que hay elementos que permiten investigar al Gobierno nacional por encubrimiento.

La nueva estrategia que planea utilizar el Gobierno nacional sobre la desaparición de Santiago Maldonado ya está en marcha. Es que después de reuniones apresuradas y de un aumento de la recompensa para quien brinde datos que permitan dar con el paradero del joven artesano -visto por última vez el 1 de agosto durante un operativo de represión que ejecutó Gendarmería en una comunidad mapuche en Cushamen-, se suma ahora el operativo que se desplegará desde hoy en el río Chubut.
Pero la nueva posición del gobierno de Mauricio Macri develó los conflictos que mantienen funcionarios nacionales con respecto a la presunta culpabilidad de la fuerza nacional. El primero de ellos fue el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien aseguró: “la hipótesis más fuerte que se maneja apunta a Gendarmería”. Esta declaración tomó más relevancia cuando el ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó ayer que de ninguna manera ponía las manos en el fuego por la fuerza nacional. “Yo no pongo las manos en el fuego por nadie, es un hecho muy grave y hay que estar abierto a cualquier hipótesis”, especificó marcando una diferencia con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien continúa desligando a Gendarmería Nacional de cualquier responsabilidad.
El operativo que se iniciará hoy cuenta con la autorización del juez federal de Esquel, Guido Otranto y no tiene fecha de finalización. Será encabezado por Prefectura Nacional, con refuerzos del destacamento de Bariloche y de buzos tácticos y de un helicóptero de la Policía Federal.
Hay que destacar que el contingente se movilizará sin ingresar a la comunidad mapuche de Cushamen y tendrá la orden expresa de que no se cese en la búsqueda hasta tanto el curso y sus márgenes no hayan sido examinados de forma minuciosa.

"LOS REGISTROS DE
GENDARMERIA ESTABAN ADULTERADOS"
En tanto, el hermano de Santiago, Sergio, y la abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, brindaron una conferencia de prensa ayer en Esquel donde denunciaron una serie de irregularidades en la causa que investiga la desaparición forzada del joven oriundo de 25 de Mayo.
Heredia denunció que los libros de registros de los escuadrones 35, 36 y 37 de Gendarmería se encuentran “adulterados” porque “hay hojas de más pegadas con cinta scotch y están cambiadas las fechas, los móviles y las armas”, graficó.
La abogada de la familia Maldonado también cuestionó los rastrillajes que ordenó el juez Otranto en el río Chubut porque sostuvo que la querella no fue informada para participar de ese operativo y que tampoco la fiscal federal, Silvina Avila, fue notificada de esa medida. Consideró que los rastrillajes son “contrarios a todas las pruebas que ya están e intimidantes para las personas que durante estas semanas vinieron valientemente a declarar”.

"HAY ELEMENTOS PARA
INVESTIGAR AL GOBIERNO"
El fiscal federal Federico Delgado, quien abrió una causa para investigar la responsabilidad de funcionarios del Gobierno nacional en la desaparición de Maldonado, manifestó que "hay elementos" para iniciar la investigación ya que existen datos que "hacen pensar que las autoridades no buscaron, y eso se llama encubrimiento".
"Hay que evaluar qué se hizo, qué no se hizo, qué se hizo bien y qué se hizo mal (en la investigación), y si algo se hizo mal, hay que ver si se hizo con intención o no", explicó.
En este marco, el fiscal federal detalló: "puede haber una serie de hechos que ubicarían a las fuerzas de seguridad federales en el lugar de los encubridores".
Además, Delgado dijo que su tarea será realizar "una serie de diligencias con el solo objetivo de determinar si son verdad o mentira, si son verdad la causa progresa y si son mentira ira al archivo".
Con su requerimiento, el fiscal federal impulsó las denuncias presentadas la semana pasada por la agrupación Liga Argentina de Derechos del Hombre y por el abogado Eduardo Barcesat, en las que se acusaba al presidente Mauricio Macri, los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Germán Garavano (Justicia), junto a responsables de Gendarmería Nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico