Preventiva por seis meses para la mujer que golpeó brutalmente a su hija

Una jueza dictó seis meses de prisión preventiva para una mujer acusada de golpear y poner en riesgo la vida de su hija de 3 años, en Neuquén.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en Neuquén, cuando la agresora se encontraba sola con la víctima, de 3 años, en su domicilio. La joven fue imputada de lesiones graves calificadas por el vínculo.

La fiscal del caso Carolina Mauri, en una audiencia de formulación de cargos que se desarrolló este domingo por la noche en la Ciudad Judicial, acusó a la mujer por el delito de «lesiones graves calificadas por el vínculo».

La investigadora señaló además que existen otras heridas en la menor, de distinta data y gravedad, que serán parte de la investigación y por las que no se descartan nuevas imputaciones, y adelantó que se investiga un posible caso de abuso sexual.

Según la titular de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Doméstica, los hechos ocurrieron el viernes 14 de octubre entre las 9 y las 19, cuando la mujer se encontraba sola con su hijo y su hija menores de edad en su domicilio.

Mauri indicó que “las lesiones sufridas por la niña fueron de tal entidad que no es posible estimar fehacientemente el tiempo requerido para su curación, debido al estado clínico grave producto del traumatismo encéfalo-craneano y el shock hipovolémico, no esperando que sea menor a los 30 días”, y remarcó que producto de la agresión la vida de la niña «ha estado en peligro de una manera real y efectiva».

La menor llegó el viernes pasado inconsciente y en estado crítico al Hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén, donde quedó internada.

Antes de solicitar la medida cautelar más grave, la fiscal encuadró los hechos en el delito de “lesiones graves calificadas por el vínculo”.

Luego se refirió a un contexto de maltrato infantil y consideró que no hay garantías de que la mujer, de permanecer en libertad, se mantenga a derecho.

Mauri detalló que la acusada tiene vigente una suspensión de juicio a prueba en la que, en función de que no cumplió las pautas impuestas, iba a ser revocada en una audiencia que solicitó la fiscalía y que fue agendada para los primeros días de noviembre.

Por esa razón, la fiscal pidió cuatro meses para desarrollar la investigación y seis meses de prisión preventiva, más allá de las medidas de protección que, en el marco del abordaje de las primeras horas de la intervención, se dictaron en protección del niño y de la niña.

Finalmente, tras escuchar a las partes, la jueza de garantías Carina Álvarez hizo lugar a todos los pedidos de la fiscalía, tuvo por formulados los cargos e impuso la prisión preventiva por el plazo solicitado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico