Próspero Palazzo celebra 56 años de vida y brinda por un gran porvenir

Toda su gente espera con ansias la inauguración de la cancha de césped sintético. La historia de un club que crece con el empuje de todo un barrio.

El club Próspero Palazzo celebra hoy un año más de vida, y en la torta habrá 56 velitas pero sin el festejo que se esperaba. La pandemia por el Covid-19 obliga a guardarse un tiempo más y la dirigencia invierte en obras.

El presidente Hugo Molina y su comisión directiva esperan con ansias que la pelota vuelva a rodar, para poder hacer una inauguración del césped sintético acorde al significado que tiene una obra de esa magnitud en un club que superó el medio siglo.

El predio del "Aguilucho" actualmente cuenta con dos canchas de césped sintético de 7, y en los últimos meses se modificó el ingreso y se techó la zona que va hacia los vestuarios, con la colocación de chapas, y se sacó el cerco de alambrado que tenía.

El club adoptó el nombre del aviador y el barrio nació como un desprendimiento de los habitantes del barrio de Astra, y tuvo a Gerardo Chacoma como su primer dirigente.

Luego fue momento de Héctor Lamas (padre) quien se hizo cargo de la institución, pero no hay que olvidarse de los históricos dirigentes que dejaron su huella como Hugo Gallegos, Reynaldo Durante, Pedro Taviansky, Orlando Lamas con sus 18 años al frente de la institución para darle paso a Jorge Aparicio y Hugo Molina después.

En la historia del "Aguilucho" sobresale su paso por el Torneo del Interior de 1989 con José Karamarko como entrenador, que tuvo en “Toty” Zappia a un preparador físico acorde y en “Lalo” Uribe al reconocido masajista de la ciudad y apreciado como persona.

Sin dudas, ese fue el capítulo deportivo más trascendental, con los logros previos de salir campeón en la Primera B y luego en la máxima categoría del fútbol comodorense, al año siguiente.

En ese certamen regional los rivales fueron Petrolero Austral, Estrella Azul, Gaiman FC, Estrella del Sur, All Boys, Unión Deportiva Catriel y Alianza Futbolística San Luis, que rompió con la ilusión del "Aguilucho" por diferencia de gol y con un pésimo arbitraje.

Palazzo demostró que con jugadores propios y locales se puede pelear por objetivos deportivos. En ese recordado plantel estaban Andrés Alaniz, Jorge Aparicio, Adrián Silvera, Horacio Moyano, Jorge Martínez, Vladimiro Radevsky, Marcelo Espinoza, José Silvestri, José Triviño, Norberto Cuzen, José Maluchelli, Diego Maza, Eduardo Rivas, Rodolfo Villafañe, Julio César Martínez y Juan Carlos Barrionuevo. Como colaboradores figuraban Javier y Ricardo Aparicio.

En la actualidad, el club tiene instalaciones deportivas de primer nivel, conseguidas con un gran esfuerzo dirigencial, brindando así espacios físicos acordes para desarrollar una actividad a pleno.

El plantel superior tenía previsto comenzar a disputar la máxima categoría luego de la reforma que sufrió el fútbol comodorense, y cuando la pandemia pase, logrará hacerlo en su anhelada cancha de sintético.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico