¿Qué pasó con la mujer que denunció explotación sexual en Comodoro?

La mujer que denunció haber sido víctima de explotación sexual en Comodoro Rivadavia se encuentra custodiada en Río Negro.

Surgen nuevos datos en torno al caso de la mujer que apareció en Sierra Grande y denunció haber logrado escapar de una red de trata. Ahora se supo que manifestó que había estado retenida en Comodoro Rivadavia, donde era explotada sexualmente.

La víctima llegó a la localidad rionegrina en un camión y se bajó en la Estación de Servicio Axion ubicada sobre la Ruta Nacional N° 3. Todo sucedió en horas de la madrugada del sábado pasado, alrededor de las 2.30 horas.

La chica estaba bajo un fuerte estado de shock, según precisaron testigos a la policía de la Comisaría 13 de la localidad minera, quienes la asistieron hasta que tomó intervención a la Justica y Policía Federal, como había adelantado este medio el domingo por la tarde, horas después de haber trascendido esa información.

Los efectivos policiales que participaron en el operativo escucharon su testimonio. A pesar de estar bajo estado de shock contó que logró escapar de una casa ubicada en Comodoro Rivadavia donde era víctima del delito de trata de personas con explotación sexual.

Un camionero que viajaba desde esa ciudad chubutenses hacia el norte por la Ruta Nacional 3 la levantó cuando hacía dedo. Si bien en el cruce interprovincial hay un puesto de Gendarmería Nacional, recién al llegar a Sierra Grande pidió ayuda.

En la causa que se tramita en la órbita de la Justicia Federal está bajo un celoso hermetismo. Se pudo saber que tras prestar declaración fue llevada a Viedma, donde fue contenida hasta organizarse el traslado de la misma a su lugar de origen, en una localidad de la provincia de Buenos Aires.

No trascendió hasta el momento información acerca de si tras su testimonio se inició alguna investigación judicial o se impartieron directivas de allanamientos en la ciudad de Comodoro Rivadavia, donde dijo que había estado sometida a la esclavitud sexual.

Fuente: LMCipoletti

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico