Recuperan la mochila de la mujer que denunció que "una amiga de copas" se la había robado

La jueza Raquel Tassello autorizó un allanamiento que se desarrolló el martes al mediodía en una vivienda de Rementería al 3.000, en donde luego de una noche de diversión una mujer había ido a reclamarle a su compañera de copas que le entregara la mochila que le había sustraído de la casa en la que se habían quedado a dormir en Las Torres. Hubo amenazas de por medio. Incluso la sospechosa le apuntó con un arma en la cabeza a uno de los hijos de la denunciante.

Personal policial de la Seccional Quinta secuestró el martes al mediodía las pertenencias que una mujer le reclamaba a su “compañera de copas” que se las devolviera.

Se trata de una joven que el domingo por la noche se reunió a beber con dos hermanas en el barrio Isidro Quiroga. Luego salió con una de ellas a un boliche y ambas terminaron durmiendo en el complejo Las Torres, en el departamento de unos hombres que habían conocido.

La discordia entre ellas nació cuando la víctima se levantó a las 13 del lunes y no tenía sus pertenencias. Entonces se dirigió a la casa de su compañera de andanzas para reclamarle tanto la mochila, como el teléfono celular y los documentos personales de ella y de sus hijos.

Según la denuncia, la dueña de casa la amenazó: “andate no te voy a devolver nada, te voy a cagar a tiros”.

El mismo lunes a las 16:40 la damnificada volvió a la casa de su conocida, pero con su hijo de 1 año y 7 meses en brazos. En ese momento, de acuerdo a la misma denuncia, la mujer salió con un revólver y le apuntó al niño en la cabeza y a los pies.

A partir del relato que efectuó la víctima en la comisaría, el funcionario fiscal Ariel Corredera solicitó a la jueza Raquel Tassello una autorización para allanar el domicilio en donde había ocurrido la amenaza.

De ese modo, se secuestró la mochila de la víctima. En su interior contenía dos cargadores de teléfono Samsung, un chip claro y tres documentos de identidad: el de la denunciante y de sus dos pequeños hijos.

Además, la sospechosa del hurto de la mochila y de las amenazas con arma de fuego, hizo entrega de una llave de un vehículo y una tarjeta de débito a nombre de otra mujer, informó la policía.

Sin embargo, durante la requisa no se encontró la supuesta arma con la que había sido amenazada la víctima.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico