River quiere cambiar su imagen en la Copa Libertadores

Desde las 21:45 visitará mañana al Flamengo de Brasil en el partido correspondiente al grupo 4 del certamen continental. El “Millo” viene jugando mal en la Superliga Argentina de Fútbol y buscará reencontrarse con el triunfo.

River, que atraviesa una crisis futbolística, debutará mañana en la Copa Libertadores de América contra Flamengo de Brasil, en Río de Janeiro, en un encuentro válido por el Grupo 4 de la edición 2018.

Flamengo y River jugarán desde las 21:45 en el estadio de Botafogo, a puertas cerradas, con el arbitraje del peruano Michael Espinoza y televisación a cargo de Fox Sports.

El equipo de Marcelo Gallardo atraviesa por un mal momento que se evidencia en la Superliga, donde viene de perder como visitante ante Vélez por la fecha 17, reúne 19 unidades y está muy lejos, a 24 puntos, del líder Boca Juniors (43), con el riesgo de no clasificarse a las copas internacionales de la próxima temporada.

River buscará revertir esa situación en la Libertadores, el certamen que ganó en 2015 de la mano de Gallardo, aunque no tendrá un debut sencillo y el "Muñeco" Gallardo sigue sin encontrar el equipo.

Para el encuentro de mañana, Gallardo no podrá contar con Gonzalo "Pity" Martínez ni con Ariel Rojas, ambos lesionados, y tampoco con Ignacio Fernández, aunque "Nacho" no venía jugando de titular, quien debe cumplir su suspensión tras haber sido expulsado en la pasada edición de la Libertadores ante Lanús en semifinales.

Flamengo, que también llega a este debut copero tras una derrota, ya que (con suplentes) perdió 4-0 el clásico ante Fluminense por el Campeonato Carioca, no contará con el apoyo del público.

La Conmebol impuso una sanción al club brasileño (dos partidos a puertas cerradas y 300.000 dólares de multa) por los disturbios que sus hinchas hicieron en el estadio Maracaná durante la final de la Copa Sudamericana que "Fla" perdió contra Independiente en 2017.

La dirigencia de Flamengo optó por no jugar en el mítico estadio Maracaná ni tampoco puede hacerlo en el suyo, afectado por una tormenta la semana pasada, por lo que propuso el estadio que Botafogo tiene en el barrio Engenhao, con capacidad para 46.931 espectadores, aunque esta vez sólo dejarán entrar a 140 (la Conmebol autorizó a que ingresen 70 personas de cada club).

Ignacio Scocco, goleador de River que mañana irá en busca de su primera victoria en una nueva edición de la Copa Libertadores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico