Rompió vidrio de heladería pero se escapó al activarse la alarma

Un solitario ladrón vio frustradas su intenciones de apoderarse de algún elemento de valor o de mercadería en las estanterías refrigeradas de la sucursal centro de Heladería Grido de Caleta Olivia.

Inmediatamente después que ingresara al local rompiendo de una patada un grueso vidrio se activó la alarma y escapó raudamente, quedando todos sus movimientos registrados en una de las cámaras de video del local ubicado en la esquina de Avenida del Trabajo y calle Hermana Damevin.

El hecho delictivo se registró alrededor de las 8:15 de este martes y personal policial de la División Criminalística se ocupó de buscar huellas dactilares que pudieran haber quedado en el vidrio de grandes dimensiones, contiguo a la puerta de acceso.

La encargada del local comentó a El Patagónico que la empresa que presta el servicio de vigilancia informó rápidamente tanto a ella como a la policía de la activación de la alarma.

Luego, al realizarse una inspección minuciosa del local, se constató que el desconocido no llegó a acercarse a la caja registradora (donde no había dinero) e incluso en el mostrador aún estaba el teléfono celular de la empresa y tampoco había faltante de helados envasados en las estanterías.

La mujer también recordó que hace cuatro meses el local fue objeto de otro hecho delictivo y en esa ocasión actuaron al menos dos sujetos que rompieron un ventanal y se llevaron un televisor emplazado en una pared.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico