Se atrincheró con cuchillos y amenazó a su familia

La Policía de la Seccional Séptima, junto a personal de la Guardia de Infantería, tuvieron ayer una delicada misión: reducir y poner a salvo a un paciente psiquiátrico que amenazó primero a su familia y luego se atrincheró una hora en el techo de la vivienda, insultando y amenazando a quienes solo procuraban que no se hiciera daño.

El joven tenía consigo tres cuchillos e intentaba saltar al vacío cuando lo redujo el personal policial que finalmente lo trasladó al Hospital Regional en una ambulancia.

El joven tiene 29 años y según informaron las fuentes oficiales es paciente psiquiátrico del Hospital Regional. Su acción de ayer motivó la intervención de efectivos de la Seccional Séptima y de Infantería.

A las 11:45 se había armado con al menos tres cuchillos de grandes dimensiones, algunos de los que colocó en su cintura y con los que trató de lastimarse. También amenazó con cortar a sus familiares. Ocurrió en una vivienda de la calle José Ignacio Rucci del barrio Máximo Abásolo.

El joven ocasionó varios destrozos en su casa familiar y amenazó a su familia con los cuchillos. Una vez que salió al patio y luego se atrincheró en el techo de la vivienda, la Policía tomó conocimiento de que era paciente psiquiátrico.

El joven amenazó en varias oportunidades con lastimarse con los cuchillos, como así también insultó y amenazó a los policías. La situación se tornó compleja y por eso se solicitó la presencia del Grupo de Infantería que tiene integrantes especialistas en alturas y un escudo especial para frenar los embates de armas blancas o lanzas que se suelen utilizar en motines carcelarios.

Con ese escudo, un grupo de uniformados intentó llegar al joven y éste saltó del techo, pero abajo lo recibieron otros efectivos policiales que lo redujeron y lo pusieron a salvo para ser trasladado en una ambulancia del Hospital Regional, en donde se le dio intervención nuevamente a los operadores responsables de su tratamiento ambulatorio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico