Senadores por Chubut objetaron la reforma pero hubo uno que no votó en contra

Los tres senadores nacionales por la provincia de Chubut criticaron con dureza la reforma previsional que impulsa el gobierno, y que el miércoles recibió la media sanción del Senado, pero solo dos de ellos, Mario Pais y Nancy González, votaron en contra, en tanto Alfredo Luenzo se abstuvo.

La reforma previsional que impulsa el gobierno recibió el miércoles, luego de una dura discusión en el Senado de la Nación, 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones. El debate y la definición sobre la controvertida reforma se trató luego de la multitudinaria marcha de gremios y agrupaciones políticas frente al Congreso, así como en otras ciudades importantes del país. En Comodoro, por ejemplo, se movilizaron 10 mil personas.

El senador nacional Mario Pais, del Frente para la Victoria, la rechazó porque entendió que la misma establece recortes y afectaciones sobre los ingresos de los jubilados y pensionados. “Sin perjuicio de los documentos que hayan suscripto oportunamente los gobernadores provinciales en cuanto a Consenso y Responsabilidad Fiscal, considero que no se puede tomar como variable de ajuste a los haberes jubilatorios”, remarcó.

En el mismo tono, el abogado comodorense rechazó que se compense a la Provincia de Buenos Aires por su reclamo por el Fondo del Conurbano, “ajustando sobre los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad”.

“Lamentablemente se repiten recetas de ajustes y recortes como los que se aplicaron en el anterior gobierno de la Alianza. Creemos que es un error político importante de este gobierno que muestra una falta de sensibilidad social que va a traer consecuencias negativas para vastos sectores de nuestro país”, remarcó.

El legislador destacó que “más allá de errores y cuestiones pendientes que no se resolvieron a tiempo en materia de jubilaciones, como los miles de juicios previsionales sin resolver, durante las gestiones anteriores hubo un camino de conquistas de derechos en materia jubilatoria que debe defenderse y profundizarse”.

“ESTAN PASANDO A LA HISTORIA”

Por su parte la senadora Nancy González, con planillas impresas con las que explicó cómo la reforma afectará el monto que perciben los jubilados, consideró desde su banca que el actual gobierno nacional “va a pasar a la historia por bajarle el sueldo a los jubilados y afectar a las clases más vulnerables”.

En el mismo tono, la legisladora madrynense sostuvo que “si quieren equilibrar el déficit fiscal, deben ser imaginativos; no pueden hacerlo a costa de nuestros jubilados, a los que tienen como rehenes”.

Luego de repasar lo que sucedió con los jubilados durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner, González dijo que con Macri “en 2016 perdieron un 10% del poder adquisitivo. La ley de reparación histórica sacó la moratoria y la reemplazó por la Pensión Universal para la Vejez, que es el 80% de la mínima”.

NI NI

Finalmente, el senador nacional Alfredo Luenzo objetó la movilidad jubilatoria en la sesión ordinaria que se llevó a cabo en el Senado de la Nación, en la que se trató, entre otras leyes, la ley de Reforma Previsional que el Poder Ejecutivo envió al Congreso y que ya fue modificada en la Cámara baja.

Luenzo presentó una modificación al artículo 2 solicitando que la movilidad propuesta en el dictamen se hiciera efectiva a partir del 1° de junio de 2018, en lugar del 1° de marzo como figura en el proyecto oficial. “De esta manera no vamos a dañar el salario de los jubilados”, aseguró.

“El artículo mencionado determina que se aplique la actualización con seis meses de atraso, pues el ajuste de marzo del año próximo será con la inflación del trimestre julio-septiembre de este año”, manifestó.

Al respecto, aseguró que “esta disposición perjudica a los jubilados ya que la nueva fórmula sería retroactiva. La presente movilidad se devenga en el semestre julio-diciembre, lo que implica que a esta altura está casi completa, pero en el proyecto de ley se la descarta para que en marzo de 2018 se utilice la nueva”.

Luenzo afirmó que “el proyecto de ley tiene efectos retroactivos sobre temas en los que se ve comprometida una garantía constitucional. No corresponde que el ‘ahorro’ que quiere el Poder Ejecutivo para achicar el déficit fiscal se tome de los que menos tienen, los jubilados, los pensionados y todos los que perciben las asignaciones universales”.

“Necesitamos más tiempo para poder consensuar un tema tan sensible y sacar la mejor ley posible”, concluyó. Sin embargo, a la hora de votar Luenzo no lo hizo en contra sino que se abstuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico