Sergio Maldonado pide que nombren a un juez que ayude a encontrar a su hermano

Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, se presentó ayer en la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia para fundamentar su recusación sobre el juez federal de Esquel, Guido Otranto. Considera que es parcial y que no ha ordenado medidas eficientes para encontrar a su hermano, quien desapareció el 1 de agosto durante un operativo de represión de Gendarmería Nacional en la comunidad mapuche de Cushamen.

Sergio Maldonado detalló que el 4 de agosto fue la primera vez que mantuvo contacto con el magistrado y que, posteriormente, sintió un desprecio de su parte. Asimismo, criticó a la fiscal federal, Silvina Avila, ya que pensaba que "era la abogada de Gendarmería" por la actitud pasiva que mostró cuando se presentó el jefe del Escuadrón 35 de Gendarmería, Fabián Méndez y no llevó el informe completo del operativo desplegado el 1 de ese mes.
"El juez en ningún momento se solidarizó conmigo. Yo entré solo. No tenía abogado, no entendí nada, solo escuché", aseguró Sergio recordando la primera audiencia en la búsqueda de Santiago.
En este marco, el hermano del joven artesano manifestó que el 7 de agosto Otranto le comunicó una versión de la investigación, pero que luego emitió un comunicado explicando otra hipótesis.
"Me dijo que lo que él decía estaba bien y que no había diferencias y, sabiendo que Verónica (Heredia( era nuestra abogada, me dice que me buscara un abogado, se levantó y se fue. Ese fue el último contacto que yo tuve con el juez. De ahí en más fue toda una pesadilla porque en ningún momento se comunicaron conmigo", criticó.
Sergio también desmintió que el magistrado no pudiera comunicarse con él para brindarle los detalles de la investigación ya que "está grabado que lo último que hago es dejarle mi número para que me avise todo".
Además expuso que nunca se le comunicó de manera oficial qué se había secuestrado en los allanamientos del 12 de agosto en el último domicilio conocido de Santiago, en El Bolsón, ni tampoco los resultados del rastrillaje en la comunidad mapuche de Cushamen. A la vez, repudió que el magistrado ordenara que sus padres fueran llevados a Esquel para que puedan entregar muestras de ADN, lo que se suspendió por una presentación a través de Heredia.
Sergio criticó que se enteran de las decisiones del juez por los medios de comunicación y le extraño que sacara un comunicado exponiendo que él era violento. "Fui a decirle que era un sinvergüenza por agarrar lo que decía en el diario ("La única hipótesis que se maneja es que Maldonado se ahogó en el río Chubut", declaró Otranto a La Nación). Ahí me dice que no lo insulte porque yo le dije que era un hijo de puta porque eso es faltar el respeto decir algo en el diario antes de avisarnos a nosotros", lamentó.
"¿Qué razones tiene para hacer eso? ¿Cómo mi vieja se va a enterar por el diario que el hijo esta ahogado? Entonces ¿Por qué no fue antes al lugar? ¿Yo soy violento cuando le digo que es un hijo de puta? ¿Qué tiene que pensar mi vieja de él?", se preguntó Sergio.
En este marco, subrayó que el martes se presentó en el Juzgado Federal de Esquel para conocer las novedades del procedimiento que se desarrolló el día anterior en Cushamen, pero Otranto no quiso recibirlo. Sin embargo, manifestó que sí recibió a dos abogados de Gendarmería.
En consecuencia, el hermano de Santiago le pidió al presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Javier Leal de Ibarra, y a los jueces Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman que se nombre a un magistrado capacitado para encontrar a su hermano.
"No podemos vivir así, con alguien que está cubriendo a Gendarmería. Todas las cosas que fue tirando no existen. El domingo dice que estaba ahogado y muerto en el río (Chubut) pero el miércoles allanó una peluquería en Villa Mercedes en San Luis (en busca de una pista sobre alguien parecido a Santiago). ¿Está demente? ¿Nadie le hizo un psicofísico para saber cómo está? Yo le pido que no se demore más, que nos asignen un nuevo juez y que se investigue cuando antes. Por favor se los pido, queremos encontrar a Santiago", subrayó.
En determinado momento la emoción de Sergio le impidió continuar con sus declaraciones por lo que Leal de Ibarra había propuesto un cuarto intermedio para que se pudiera recuperar, pero fue el propio hermano del artesano quien pidió continuar. "No quiero perder otro minuto más para encontrar a mi hermano", sostuvo Sergio demostrando que cada minuto que pasa en la búsqueda de Santiago es valioso tiempo perdido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico