Solo mil pesos para cubrir los gastos de conectividad

El Gobierno nacional anunció que acordó con los gremios de docentes universitarios un aumento salarial del 35% en cuotas hasta febrero de 2022. El acuerdo, sin embargo, fue rechazado por la CONADU Histórica, federación gremial que representa a los docentes de la mayoría de las universidades del país, incluida la UNPSJB, ya que se trata de un porcentaje que está por debajo de la inflación.

El Gobierno nacional y los diferentes gremios docentes y no docentes universitarios como CONADU, FEDUN, FAGDUT, UDA y FATUN finalizaron la negociación paritaria y firmaron un aumento salarial del 35% en cuotas hasta febrero de 2022.

La suba se aplicará sobre los básicos de cada categoría y dedicación en seis tramos: 8 por ciento retroactivo desde abril, 6 por ciento en junio, 4 por ciento en agosto, 5 por ciento en octubre, 7 por ciento en diciembre y 5 en febrero.

Además, el acuerdo establece para los docentes, una suma fija no bonificable y no remunerativa mensual por persona y por universidad de $1.000 a partir de abril y hasta diciembre de 2021 inclusive.

Asimismo, el acuerdo contempla el pago de una suma fija no remunerativa mensual de 1.000 pesos entre abril y diciembre para los docentes, y de entre 1.000 y 2.000 pesos para los no docentes según su categoría.

Sin embargo, el acuerdo fue rechazado por la Confederación Nacional de Docentes Universitarios Línea Histórica (CONADU Histórica), organización que nuclea a la mayoría de los gremios de docentes universitarios del país, incluida la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), al considerar que lo ofrecido se encuentra por debajo de la inflación.

“Para el Gobierno, la paritaria está cerrada”, sostuvo Gloria Herrera, dirigente de la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), en diálogo con El Patagónico. Sin embargo, rechazo del acuerdo por parte del gremio mayoritario implica que en varias universidades los docentes estudien medidas para visibilizar su descontento con la negociación paritaria.

Unos de los aspectos que más molestó a los trabajadores de la Educación fue el monto insuficiente que recibirán para cubrir los gastos de conectividad para el dictado de clases virtuales. “Vamos a recibir mil pesos hasta diciembre para pagar la conectividad. Además, nosotros estábamos pidiendo que esto iniciara en marzo, pero el Gobierno decidió que comenzará en abril”, aseveró la dirigente gremial.

Esa suma tampoco estará contemplada hasta el cierre de la paritaria que será en febrero del 2022. “Nosotros queríamos un monto superior a los mil pesos porque ningún docente puede pagar los gastos de conectividad que incluye los servicios de luz e internet”, cuestionó Herrera.

La próxima semana se realizarán asambleas con todos los sectores que rechazaron el acuerdo. “Con ellos seguiremos trabajando para visualizar un poco más que no estamos de acuerdo con que se haya extendido tanto el cierre de la negociación. Nosotros pretendíamos que la próxima convocatoria fuera en 2021 considerando que CTERA, que nuclea a los docentes de la secundaria, en septiembre recibirán otra propuesta porque el acuerdo es hasta ese mes incluyendo una cláusula gatillo, cosa que nosotros no tenemos, sino que pasamos directamente al 2022”, criticó Herrera.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico