Suiza tuvo un debut triunfal ante Camerún

Le ganó 1-0 en el partido que puso en marcha el Grupo G de la Copa del Mundo. El único gol del encuentro fue marcado por Breel Embolo, futbolista de raíces cameruneses.

Se abrió el Grupo G de la Copa Mundial de Qatar 2022 y con Suiza como triunfante. En el Estadio Al Janoub, golpeó en el momento adecuado y se quedó con el triunfo por 1-0 sobre Camerún.

Los dos equipos salieron motivados al campo de juego y eso lo trasladaron al inicio, disputándose la pelota. Aunque fueron los Leones Indomables los que proveyeron de ocasiones de peligro al encuentro, en apenas los diez minutos iniciales.

La primera chance clara se dio en los pies de Bryan Mbeumo, quien lanzó dentro del área, por la izquierda, y se encontró con buena respuesta del arquero Yann Sommer. En el rebote, Karl Toko Ekambi se acercó a la ventaja con un disparo a poco del arco, pero que salió levemente por arriba del travesaño.

Nuevamente, los africanos se arrimaron al primer tanto, a poco del cuarto de hora, con un intento de Eric Maxim Choupo-Moting. Por su parte, el Schweizer Nati generó sus aproximaciones, a través de Granit Xhaka y un cabezazo de Nico Elvedi.

En una etapa inicial en la que estuvo repartida la posesión, siendo el 51% para los europeos, pero con más cantidad de remates (cinco y dos al arco) de parte de los africanos, la última oportunidad de romper el cero sucedió con Manuel Akanji. Al central de Manchester City le faltó precisión en un testazo, tras un córner por la izquierda, a metros de la portería.

Después de haber sido esquivo el festejo para ambos cuadros, la paridad se cortó para el complemento. En el arranque, a los 48 minutos, los de Murat Yakin elaboraron una buena jugada colectiva, en la que Xherdan Shaqiri recibió por la derecha y pasó hacia dentro del área, para que Breel Embolo conecte con la red. El festejo del delantero de Mónaco fue curioso, ya que se contuvo todo tipo de muecas, por sus raíces cameruneses.

Tras algunos acercamientos del seleccionado de Rigobert Song, para aspirar a la igualdad, los suizos fueron en busca del segundo gol, del que estuvieron cerca: Ruben Vargas impactó hacia la derecha y André Onana respondió con una atajada fenomenal.

Para el tramo final del partido, los dos seleccionados se fueron con un segundo tiempo en idéntica suma de tiros (3) y cada uno hacia el objetivo. En tiempo de descuento, luego de haber recuperado esa leve superioridad en la tenencia, los del Viejo Continente desaprovecharon la ocasión para liquidar la historia, mediante Haris Seferovic.

Positivo y prometedor comienzo para Suiza, que llegará de gran manera al fuerte choque con Brasil, el próximo lunes, con el afán de dar otro paso hacia octavos. Camerún, en tanto, deberá apelar a la recuperación para mantener con vida sus esperanzas, frente a Serbia, la misma jornada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico