Taxistas rechazan condiciones para acceder al aumento tarifario

Alejandro Bustamante, presidente de TAXA, dijo que el municipio quiere condicionar el aumento tarifario al otorgamiento de 50 nuevas licencias.

Además cuestiona que algunos de los beneficiarios no tendrían experiencia como choferes y afirma que el estudio que realizó la UNPSJB para conocer el estado de situación de los servicios públicos de taxis y remises no refleja la realidad de la ciudad.
Hoy a las 9:30, integrantes de TAXA (Taxistas Asociados de Comodoro Rivadavia) se reunirán con ediles en el Concejo Deliberante para discutir el pedido de aumento tarifario que aprobaría el cuerpo legislativo en la misma jornada.
En principio todo indica que se avanzaría en un incremento del 32,3%. Sin embargo, habrá que ver qué sucede en el encuentro de hoy, en virtud de que esa entidad que nuclea a taxistas asegura que el municipio quiere imponerle condiciones para otorgarles el aumento tarifario.
Alejandro Bustamante, presidente de TAXA, sostuvo ayer en diálogo con El Patagónico que en forma extraoficial le adelantaron a la entidad "que la presión va a ser: 'te damos la tarifa, pero tenés que aceptar 50 licencias más". Para el dirigente, no hay relación entre una cosa y otra.
Por esta razón, Bustamante rechazó este posible otorgamiento de nuevas licencias y también porque "dentro de los listados aparece gente que nunca estuvo en un taxi.
En ese listado no hay gente del rubro, no hay gente activa y lo que sí creemos es que puede haber algún puntero político o algún interés económico por parte del municipio".

IRREGULARIDADES
Bustamante tampoco comparte las conclusiones del informe que elaboró la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) a pedido de la Municipalidad para conocer el estado de situación de los servicios públicos de taxis y remises.
Según el presidente de TAXA, se detectaron algunas anomalías en las medidas que se utilizaron como parámetros. "Ellos toman que la población que contrata el servicio va de 0 a 90 años cuando todos sabemos que de 0 a 16 años los menores no podrían contratar servicios", sostuvo.
"Entonces esta población no podría contratar el servicio y queda descartada para ser medible. Pero esa variación cambia todo el estudio. Además el informe es en base a lo que presentó la Universidad y no tiene un trabajo de fondo. Esa es la parte más grave porque la Universidad cobró 140 mil pesos, pero se basó en lo que le facilitó Transporte; no es que hubo encuestas o un trabajo de calle", detalló.
El presidente de TAXA, no obstante, aseguró que la entidad no está en contra del otorgamiento de nuevas licencias. Pero consideró necesario que se regularice y controle el servicio de taxis y remises, teniendo en cuenta el funcionamiento irregular de unidades provenientes de Rada Tilly y de unidades particulares que también prestan el servicio.
"En definitiva el que termina pagando es el chofer porque el otorgamiento de nuevas licencias lo que genera es un pérdida del 30% a lo que estamos en actividad", sentenció.
Cabe recordar que en noviembre de 2016 el municipio firmó un convenio con el Ente de Control de Servicios y la Universidad para que se estudie la situación de los autos de alquiler.
El acuerdo tenía como finalidad estudiar el estado de situación de los servicios públicos, puntualmente en este caso el de taxis y remises, para tener información sobre el sistema, la demanda y las necesidades del usuario. Al momento de la firma del convenio, se adelantó que se analizaría "si las licencias que hay alcanzan en función de la población o si merecería el otorgamiento de nuevas licencias", tal como ahora pretendería el municipio, según Bustamante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico