Tenía tres pedidos de captura y andaba por el centro

Al ser identificado, José María Santana quedó detenido. Su acompañante pudo seguir en libertad.

Eran las 2:20 de este sábado cuando la policía de la Seccional Primera recibió el llamado de una mujer desde la calle San Martín al 800, quien dijo que dos sujetos habían roto una vidriera.

Una vez que intervino la Policía, los hombres fueron identificados más allá de que no encontraron daños en los locales comerciales de esa cuadra.

Uno de los sujetos, José María Santana, tenía tres pedidos de captura. La última fue emitida el 5 de julio por la jueza Mónica García, por lo que terminó durmiendo en la seccional y a disposición de la Justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico