Tensión por el debut de las bandas de flotación

Tras el acuerdo alcanzado la última semana entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la ampliación del crédito stand by que recibió Argentina en junio pasado, el mercado se mantiene expectante respecto al esquema de flotación del dólar entre bandas ($ 34 - $ 44) que comenzará a aplicar este lunes el Banco Central bajo la conducción de Guido Slandleris, en el marco de la nueva política monetaria que rige desde el último viernes.

En la rueda previa al debut del nuevo sistema de bandas de flotación, el mercado cambiario se recalentó y el billete verde aceleró su tendencia alcista hasta terminar muy cerca de los $ 42 y alcanzar un nuevo récord histórico nominal en bancos y casas de cambio, según el promedio de ámbito.com. Con un sesgo comprador durante todo el día, el billete trepó el viernes un 3,5% o $ 1,41, a $ 41,94 un precio inédito al cierre, después de superar los $ 42 durante una jornada, en la que el BCRA volvió a intervenir en los futuros del dólares. De hecho en algunos bancos, llamativamente como el Nación (suele tener los precios más bajos del mercado), la cotización finalizó por encima de los $ 42 ($ 42,10).

NI UN PESO EN LOS BOLSILLOS

En tanto, el flamante presidente del Banco Central confirmó que mañana debuta la política ultra restrictiva de la entidad. Explicó que apunta a achicar la base monetaria hasta un nivel de “tal escasez de pesos" que "reduciría al mínimo la demanda de dólares”.

“Vamos a estar evitando que haya pesos sueltos dando vuelta en la economía que puedan alimentar la demanda de dólares”, aseguró el nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, al ratificar que mañana debuta la estrategia recesiva de la entidad para frenar la devaluación y bajar la inflación. Implicará una zona de no intervención en los mercados cuando el dólar esté entre 32 y 44 pesos, en paralelo a la decisión de no emitir más pesos e intenar "secar" al mercado de moneda local.

En entrevistas brindadas a los diarios Clarín y La Nación, Sandleris dijo que su objetivo es dejar “en niveles mínimos históricos” a la base monetaria y auguró que eso “generaría tal escasez de pesos que reduciría al mínimo la demanda de dólares”. “No me importa cuánta demanda de dinero haya, no vamos a emitir un peso más”, insistió.

El titular del BCRA pronosticó “un par de semanas” para que los mercados se adapten al nuevo sistema, pero auguró que “cuando el mercado lo comprenda, será efectivo". Consultado sobre qué deberían hacer las personas con sus ahorros, sentenció: “Ni loco compraría dólares”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico