Trabajadores de Weatherford fueron reubicados 

Parte de los trabajadores que habían sido despedidos fueron reubicados en otras empresas. Quedan 16 operarios que todavía tienen contrato con la empresa de servicios petroleros.

Después de casi 80 días de conflicto, parte de los trabajadores de wireline en Weatherford fueron reubicados en otras compañías de la región.

En julio se conoció que la Weatherford acusaba problemas económicos y que tenía intenciones de abandonar sus operaciones en Chubut. La compañía de servicios petroleros avanzó con telegramas de despidos y se abrió un nuevo frente de conflicto en la Cuenca del Golfo San Jorge.

Las especulaciones fueron creciendo y llevó a que Jorge Avila, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, advirtiera que, si se tocaba un solo puesto de trabajo, se avanzarían con medidas de fuerza. Es que Weatherford les solicitó a los operarios que cumplan con su horario laboral en su domicilio, decisión a la cual se opuso el gremio de petroleros convencionales.

Asimismo, el dirigente gremial advirtió que, si Weatherford quería irse de Chubut, los sindicatos buscarán que los trabajadores sean indemnizados y reubicados en otras empresas. “Nosotros siempre trabajaremos para que se mantengan los puestos labores”, afirmó Avila.

La empresa de servicios petroleros acusaba que había finalizado el contrato con una operadora por lo cual no podía seguir brindándole trabajo a los operarios. Las negociaciones fueron arduas y llevó a que el gremio de petroleros convencionales mantuviera diferentes reuniones para revertir la situación.

Las partes llegaron a un acuerdo y permitió que parte de los trabajadores fueran reubicados en otras empresas. Seis trabajadores cumplirán funciones en Expro, ocho formarán parte de Superior, dos trabajarán en Manpetrol, y cinco continúen en Weatherford. Otros dos trabajadores mantuvieron arreglos bajo el artículo 241 y un operario pudo jubilarse logrando cobrar 13 sueldos.

Las gestiones no fueron fáciles teniendo en cuenta que, en el comienzo del conflicto, merodeaba el fantasma de Baker Hughes. En total se pudo dar solución a 24 operarios que mantendrán sus fuentes laborales. Asimismo, 16 trabajadores mantienen su contrato con Weatherford y esperan novedades sobre su situación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico