Tríangulo amoroso entre policías terminó a las piñas

Los protagonistas fueron dos hombres y una mujer policías, con celos y exparejas de por medio.

Un hecho tan insólito se produjo este sábado por la madrugada en la terminal de Santa Fe, cuando tres efectivos policiales (dos hombres y una mujer) empezaron primero a discutir y luego se pelearon a trompadas, ante los azorados transeúntes y quienes esperaban micros en esa estación.

Todos han sido sancionados y la pelea se habría iniciado por una cuestión de celos, ya que la mujer policía fue pareja de uno de los involucrados en la gresca, y el otro efectivo sería su ex pareja, lo que incluso motivó a que ella formulara una denuncia por violencia de género.

Según trascendió, se trata de efectivos que regresaban de cumplir turnos en Rosario. La mujer, de 27 años, había avisado a su novio que la esperara en la terminal, pero en ese mismo colectivo venía una ex pareja de ella, por lo que al bajar se encontraron los tres en la salida de la terminal, y allí se produjeron primeros los gritos y discusiones, hasta que los dos hombres empezaron a las trompadas.

En ese cuadro, la mujer policía intentó primero disuadir a su ex pareja para que "dejara de molestar", pero luego se ve en las imágenes que participa de la trifulca, que terminó con los dos hombres en el piso, mientrs algunas transeúntes intentan separarlos, y otros hasta ironizan y se burlan, pidiendo que "no los separen" o que "llamen a la policía".

En medio del triste espectáculo, lo único positivo es que en esa pelea atizada por celos o motivos pasionales, ninguno de los tres implicado haya apelado a sus armas (todos llevaban pistolas 9mm) y que la pelea haya transitado solamente entre trompadas, insultos y empujones, porque todo pudo haber terminado con un saldo infinitamente peor.

Finalmente, y cuando ya varias personas habían ayudado a la mujer y logradon separar a los dos uniformados, la calma retornó al lugar con la llegada de efectivos de la cercana Seccional primera de Santa Fe, que habían sido alertados por la situación.

Como consecuencia del violento episodio, la mujer policía tenía golpes en la boca y una lesión en un dedo de la mano derecha, por que hizo una denuncia por violencia de género contra su ex pareja (identificado por las iniciales R.P.), quien tras la pelea se retiró del lugar. Luego la fiscal de turno, Roxana Marcolín, solicitó que los tres efectivos involucrados en el hecho entreguen sus armas reglamentarias, chalecos antibalas y cargadores, mientras el caso será puesto bajo investigación hasta las sanciones definitivas.

Fuente: Perfil

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico