Un actor que brilló en todos los frentes del espectáculo nacional

Rodolfo Bebán tenía 84 años y llevaba varios replegado por problemas de salud. Su protagónico en "Juan Moreyra", el pináculo de su carrera.

Rodolfo Bebán, gran figura de la escena local a raíz de su intensa labor en teatro, cine y televisión, murió a los 84 años, según confirmó la Asociación Argentina de Actores a través de sus redes sociales.

Bebán se encontraba virtualmente retirado de la actuación y alejado de la vida pública desde 2019, aquejado por crecientes problemas de salud. Había nacido en Ciudadela, Buenos Aires, el 25 de mayo de 1936 y además de actor fue director teatral. Su contribución más resonante al arte y a la cultura nacionales fue su protagónico de Juan Moreira, el filme que Leonardo Favio estrenó en 1973.

Hijo del también actor Miguel Bebán (1918-2006), Rodolfo se inició en teatro de repertorio en 1955, con el director Pedro Escudero, pero su salto a la fama se produjo gracias a Nené Cascallar, que en los años ‘60 lo eligió para protagonizar como uno de los galanes de la serie El amor tiene cara de mujer.

En ese envío, Rodolfo fue el galán de Bárbara Mujica y Thelma Biral. En ese mismo período fue Romeo en la versión televisiva de Romeo y Julieta de William Shakespeare, bajo la dirección de María Herminia Avellaneda y con Evangelina Salazar como Julieta. Del dramaturgo británico también hizo Hamlet y Otelo.

En 1978, en tanto, protagonizó junto a Fernanda Mistral y Alicia Bruzzo la miniserie Cumbres Borrascosas. Sus actuaciones en televisión más recordadas posteriormente fueron: Malevo (1972), Muñeca (1973), El Gato (1976) y Nazareno Reyes (1984). Ya por entonces gozaba de una popularidad incuestionable y era considerado el “Alain Delon argentino”.

Bebán también fue un gran comediante. En las décadas de los ‘60 y ‘70 dio pruebas al respecto en Las Amorosas (con Susana Campos, Fernanda Mistral, Lidia Lamaison, Adrianita y Norberto Suárez), La extraña pareja (con Palito Ortega), Vivamos un sueño (de Sacha Guitry, con Claudia Lapacó) y Las mariposas son libres (con Ana María Campoy, China Zorrilla, Gabriela Gili y Susana Giménez). Lorenzaccio (de Alfred de Musset, junto a Alfredo Alcón) fue otro hito en este punto.

El de Diario de un loco, con la dirección de su padre Miguel Bebán, también fue un rol que marcó un alto estándar en el espectáculo nacional.

Por su estampa, resultó natural que protagonizara El Sable, cuya historia se centraba en el caudillo argentino Juan Manuel de Rosas.

En 1976, afrontó una versión teatral de Atrapado sin salida con Fernanda Mistral y Carlos Carella.

En cine Bebán protagonizó la laureada Del brazo y por la calle (1966, junto a Evangelina Salazar), Las pirañas (de Luis García Berlanga), Los muchachos de antes no usaban gomina (1969) y Juan Manuel de Rosas (1972, dirigida por Manuel Antín).

En las décadas del ‘80 y del ‘90 Bebán trabajó de manera regular en teatro (donde protagonizó y dirigió numerosas obras) y de manera más intermitente en la televisión argentina, donde protagonizó varias telenovelas.

En 1999 protagoniza la sitcom (luego reformateada como telenovela) Mi ex en Azul Televisión, junto a Nora Cárpena, Gogó Andreu, Leonor Benedetto, Rafael Carret, Mausi Martínez, Antonio Grimau y Natalia Lalli.

Entrando a la década de 2010 Bebán comenzó a tener algunos problemas de salud, pero igualmente se mantuvo activo en su profesión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico