Un policía habría sido envenenado por su pareja que sufría violencia de género

El efectivo Gabriel Páez Albornoz se encuentra internado en estado crítico luego de haber ingerido un licuado envenenado que habría preparado su pareja, una mujer que sufría violencia de género y se encuentra detenida.

Un policía se encuentra internado en terapia intensiva en estado crítico luego de haber ingerido un batido que había llevado desde su casa al trabajo, el cual habría estado envenenado. En el marco del avance de la investigación fue detenida su pareja, quien habría sufrido violencia de género. Ocurrió en La Pampa.

Durante la noche del domingo pasado Gabriel Páez Albornoz, efectivo del área de Seguridad Rural de la Unidad Regional I, tomó del licuado, en un encuentro con dos colegas, en la sede de la dependencia. El hecho ocurrió en La Pampa.

Aparentemente, el hombre "dijo que estaba feo y lo tiró al piso". Luego, "un perro lo chupó y murió al rato", según expresó una fuente policial.

Tras comenzar a evidenciar los primeros síntomas, el hombre se descompensó inmediatamente, lo cual llamó la atención de sus compañeros de la dependencia. Fue entonces cuando fue trasladado de urgencia al hospital Segundo Taladriz de Toay.

Debido a la gravedad de su cuadro, lo derivaron al hospital Dr. Lucio Molas por intoxicación, donde se encuentra en estado de salud "crítico", aunque los profesionales de la salud lograron "estabilizarlo".

De acuerdo a lo expresado por el jefe de Policía, Héctor Lara el damnificado, antes de descompensarse, seguía una especie de dieta alimenticia de batidos especiales porque iba al gimnasio y trabajaba con peso.

No obstante, en el marco de la investigación, el fiscal Óscar Cazenave, quien está a cargo del expediente judicial junto a su colega Selva Paggi, señaló que se le realizó una necropsia al perro para determinar las causas de su muerte.

Sin embargo, en las últimas horas del viernes 10 de septiembre, Yanina Coronel fue detenida en Santa Rosa, en medio de un despliegue de la Policía de La Pampa. Para los investigadores no habría dudas de que fue un hecho "intencional" y las grandes cantidades de metomil que se encontraron en la batidora con la que le preparó la bebida así lo indicarían.

El sobre que contenía el producto -utilizado como insecticida- fue encontrado en un patio de una vivienda lindera a la que ocupaba la pareja. ¿Cuál fue el móvil que llevó a Coronel a querer envenenar a su pareja? Aunque no hay denuncias formales, sí hay varios testimonios que dan cuenta que la mujer sufría violencia de género de parte de su pareja policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico