Una familia asociada con la violencia

Durante los últimos años la familia Nieves tomó notoriedad pública al verse involucrada en distintas denuncias que comenzaron por casos de usurpaciones y toma de viviendas. De la zona de Quintas del Abásolo pasaron a las 1311 Viviendas y desde hace un largo tiempo están asentados en el Quirno Costa y en el San Martín.

A la vez, están denunciados en numerosos ataques armados y han sido blanco de tiroteos. Como consecuencia de uno de esos incidentes, el jefe de la familia, Antonio Nieves, perdió un ojo, mientras su hijo Axel está preso desde octubre y otro de ellos, Hugo Matías, fue aprehendido el jueves por un caso de homicidio donde también está implicado un menor de edad allegado a la familia.
En los últimos cinco años los Nieves supieron sumar enemigos en distintos lugares de Comodoro Rivadavia. Primero fue en la zona de Quintas del barrio Máximo Abásolo, donde tuvieron que abandonar los lugares que habitaban.

Entonces recalaron a un domicilio de calle Las Margaritas del San Martín. Después ocuparon un terreno de las calles Código 514 y 513 del Quirno Costa, frente a la feria La Saladita y también estuvieron algún tiempo en una vivienda del barrio Isidro Quiroga.

Tuvieron problemas en cada lugar y la mayoría de las veces esos conflictos han derivado en ataques armados que ponen en riesgo la vida de sus vecinos u ocasionales transeúntes. De la casa de las 1311 Viviendas, ubicada a dos cuadras de la Seccional Quinta, fueron echados luego de que tomó intervención el entonces titular de la cartera de Seguridad, José Glinski. Allí mantenían una disputa con la banda de "los Rodríguez", donde no escatimaron balas ni de un lado ni del otro.

Después continuaron los conflictos, en el Quirno Costa, con Ricardo "Richi" Alvarado, Rodrigo Alexis Soto y los hermanos Serrano. Los tiroteos contra viviendas fueron una constante al igual que personas baleadas dentro del círculo mismo de los Nieves.

Los enfrentamientos entre esos grupos antagónicos terminaron cobrándose la vida de una persona inocente durante la madrugada del 8 de diciembre de 2015. Se llamaba Anahí Tamara Copa y era la joven madre que residía al lado de los Nieves en el Quirno Costa y que recibió un disparo que le arrebató la vida en momentos en que amamantaba a su bebé.

Dos individuos a bordo de un auto abrieron fuego contra la casa de los Nieves y terminaron asesinando a su vecina. En la causa fueron condenados Rodrigo Soto como autor material y Diego Armando Serrano como partícipe.

DESALOJOS Y RESISTENCIA

La Secretaría municipal de Seguridad, que conducía Antonio Zúñiga, encabezó este año dos frustrados intentos de desalojo en la vivienda que ocupan frente a la feria La Saladita. El primero fue el 9 de agosto, cuando el entonces funcionario municipal irrumpió con las fuerzas especiales de la policía provincial.
A pesar de que no contaban con una orden judicial de desalojo, las máquinas viales demolieron una de las casas. Luego los miembros de la familia se interpusieron para evitar que continuara el procedimiento y los funcionarios se retiraron.
Casi dos meses después, el 6 de octubre, los hombres de Zúñiga acompañados por la policía realizaron otro fallido desalojo. Secuestraron materiales para la construcción, pero el jefe de la familia, Antonio Nieves, denunció a la Municipalidad ante Derechos Humanos de la Provincia y desde ese organismo intimaron a la comuna a cesar el desalojo y devolver lo secuestrado.

BALEADOS Y DETENIDOS

En medio de los frustrados desalojos, el 20 de setiembre un nuevo tiroteo contra la vivienda de los Nieves dejó herido al jefe de familia. Antonio Nieves se encontraba en su casa junto a un amigo y recibió un disparo a la altura del pómulo. El plomo se le alojó en el maxilar izquierdo y como consecuencia perdió la vista de un ojo.

Sus vecinos manifiestan que viven con miedo. "Ojalá no tengamos que volver a padecer los disparos y que muera algún inocente porque ellos viven así y saben que así pueden terminar, pero los vecinos no. No queremos que a nadie le pase lo de Anahí (Copa)", indicó uno de ellos, que pidió no ser identificado por su lógico temor.

Mientras, el domingo 16 de octubre en que se festejó el Día de la Madre se produjeron una serie de ataques armados, incendios de viviendas y persecución con la policía en el barrio San Martín. En los graves incidentes desatados en plena tarde resultaron heridos de bala Juan Carlos Inalef, Sebastián Díaz, Jonathan Sierra y Ezequiel Soto.

Todos los jóvenes fueron baleados en distintos episodios que estarían relacionados con las diferencias que mantienen los bandos de "Los Nieves" y "Los Palomo", en donde también habría que incluir el crimen de Daniel "Ganso" Sánchez, ocurrido el sábado 2 de julio. También un oficial de policía que intervenía en una persecución fue apuntado y un patrullero recibió disparos que no alcanzaron a herirlo.

Ese ataque se le atribuyó a Axel Nieves quien fue detenido y cumple prisión preventiva. En tanto su hermano Hugo Matías y un menor de edad allegado al grupo también recibieron medidas privativas de la libertad ayer tras quedar vinculados al homicidio de Jonathan Vera, ocurrido el jueves a la madrugada en el barrio San Martín.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico