Una madre no puede ver a sus hijos y acusa a jueza de Familia

Carolina Koszel tiene dos hijos en común con un conocido exfutbolista de Comodoro Rivadavia con quien dirime la tenencia de los menores. El 13 de junio venció el plazo de tres meses que le otorgó la jueza Diana Kazakevich para estar con sus hijos. A pesar de las presentaciones judiciales y de los informes sociales, la letrada no se expidió ni tampoco restituyó los niños a su madre. "El juzgado tomó parcialidad hacia él por ser conocido. Hay una injusticia muy grande", considera la joven madre.

Ante la falta de respuestas del juzgado de Familia, a cargo de Diana Kazakevich, Carolina Koszel sintió que su única alternativa era hacer público el caso para poder ver a sus hijos. Desde que se vencieron los plazos legales hace más de un mes, ella no sabe nada de su niña de 8 años ni de sus nene de 6.

La denunciante se presentó en la redacción de El Patagónico para exponer la grave situación que atraviesa. Es madre de cuatro hijos, dos de los cuales son en común con el exfutbolista identificado con las iniciales A.C., quien llegó a ser profesional y a jugar en el fútbol grande del país.

“Desde que nos separamos él me dejo en la calle a mí cuando los nenes tenían 2 años y un mes y medio el bebé. Tuve que salir a trabajar para criar a mis hijos y me las rebusqué de todas las manera posibles”, recordó Carolina.

En 2013 se abrió el expediente en el juzgado de Familia N°2 para que el exjugador tuviera vínculo con sus hijos y mantuviera un régimen de visitas. Pero desde entonces “venimos con inconvenientes, no se puede resolver el tema. Ahora el problemas más grande es con la jueza Diana Kasakevich y el juzgado”.

El 13 de marzo de este año la jueza dictaminó a través de una sentencia -y por el periodo de tres meses- que la tenencia de los hijos pasara al cuidado del padre, sin cortar el vínculo con la madre. El fallo expiró el 13 de junio.

En el segundo mes de ese lapso “me hacían ver a mis hijos una hora en una oficina del juzgado con la presencia de la psicóloga y la asistente social. Pedí para que los hermanitos pudieran verlos. A la próxima semana me dieron cuatro horas donde los llevé a mi casa y nunca hubo problema”, recordó Carolina.

Al concluir la sentencia, “me tenían que dar a los nenes y yo desde el 1 de junio que no veo a mis hijos, se cortaron las visitas. La jueza tenía hasta el 13 de junio para decidir”.

¿Y LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS?

Carolina contó que “tuvimos una audiencia en la que (la jueza) dijo que no se iba a cortar el vínculo de los nenes con su mamá, y tenía que resolver. Cada parte hizo su escrito con lo que quería y hasta el día de hoy no decidió. El problema más grande es que hace un mes que no nos habilitan el expediente”.

La mujer cuestionó que ella y su abogado, Sergio Romero, no eran recibidos ni siquiera por la secretaria de la jueza y que tampoco les daban explicación. “Hasta el día de hoy yo no sé nada de mis hijos. Nadie pensó en los nenes y el mismo equipo técnico de la jueza que es el ETI hace los informes de cómo ven a los nenes, y son todos positivos”.

Un párrafo del informe social detalla que los menores “están ansiosos, expectantes, muy emocionados al ver a su mamá. Con muestras de afecto mutuo, la tensión y el nerviosismo fue cediendo de manera gradual. En estos encuentros se incluyó, a instancias de quienes suscriben, a los hermanitos menores, algo que también tuvo muy buena recepción” por parte de los niños en común entre Koszel y el exfutbolista.

La denunciante acusó al exjugador porque “nos enteramos que se llevó los nenes de Comodoro y hasta el día de hoy yo no sé dónde están mis hijos. A.C. se cambió cuatro veces de domicilio y yo no sé tampoco donde vive.

La desesperado mujer sostuvo que “ya no sé a dónde recurrir; me están cerrando las puertas de todos lados. Cuando le dieron los nenes, los cambió de escuela, de pediatra… todo su núcleo cuando eran la primera vez que estaban con él. ¿Y los derechos de los niños dónde están? Porque no respetan nada; ni a una mujer presa le quitan el derecho de ver a su hijo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico