Una mujer se encuentra grave tras ser atravesada por un disparo en el pecho

Una mujer identificada como Alejandra Lezcano recibió ayer a la madrugada un disparo en el pecho que le perforó un pulmón y permanece en estado delicado. Su expareja, Víctor Núñez, sería el autor de la agresión. Fue encontrado por la policía en la vivienda de la mujer con su ropa ensangrentada. La pistola utilizada estaba arriba de una mesa. La víctima ya había sido apuñalada en mayo y en esa oportunidad denunció a Núñez como quien la atacó.

La policía de la Seccional Quinta, a cargo del subcomisario Jorge Calderero, estuvo a cargo de la intervención en la vivienda del barrio Abel Amaya donde en la madrugada de ayer una mujer recibió un disparo que la mantiene con riesgo vital.

La rápida actuación de los efectivos permitió detener al sospechoso del ataque y que la víctima fuera trasladada de inmediato en ambulancia hasta el Hospital Regional. De acuerdo a la información recabada por El Patagónico, el hombre identificado posteriormente por la policía como Víctor Hugo Núñez (33) fue quien a las 6:10 llamó a la guardia de Defensa Civil diciendo que “su mujer estaba herida” en el interior de una vivienda ubicada sobre las calles Juan Manuel de Rosas y Blas Rodríguez.

Al arribar el patrullero, el hombre salió corriendo desde la casa y les pidió a los efectivos: “salven a mi mujer”, en referencia a Alejandra Beatriz Lezcano, de 37 años. La mujer se hallaba malherida, recostada sobre un sillón del living con el pecho ensangrentado. Los policías observaron que a un costado, arriba de una pequeña mesa, había una pistola 9 milímetros. El individuo comenzó a insultar a los efectivos para que asistieran a su expareja y fue reducido.

Asimismo fue alertada la ambulancia del servicio médico del barrio 30 de Octubre que llegó en contados minutos para trasladar a la víctima.Un niño de 3 años lloraba y fue resguardado por los policías y entregado a familiares de Núñez, quienes llegaron momentos después que la comisión policial.

Se presume que el mismo hombre, previo a alertar a las fuerzas de seguridad, puso en conocimiento de lo ocurrido a sus parientes para retirar al nene. A raíz de la agresión armada, los policías trabajaron sobre los indicios que había en el interior de la casa y con testimonios de los vecinos para tratar de determinar lo ocurrido. El funcionario fiscal de turno, Cristian Olazábal, estuvo a cargo de las primeras actuaciones en el lugar. Luego continuó las tareas judiciales su par Ricardo Carreño.

Según confirmaron hoy fuentes oficiales a El Patagónico la mujer permanece “estable en estado reservado, con asistencia respiratoria mecánica”.

Entre las últimas actuaciones sobre la investigación del caso, se secuestró un teléfono celular que se hallaba entre las ropas de la víctima, que en un momento de conciencia habría confirmado que fue su expareja quien le disparó.

APUÑALADA EN MAYO

Según la investigación, Lezcano y Núñez estaban separados hace unos seis meses y ello habría sido uno de los desencadenantes de la agresión armada. Se presume que el individuo llegó ayer al domicilio en presunto estado de ebriedad. En ese contexto, le habría dicho a su expareja que tenía dos balas, una para ella y otra para él.

Así, Núñez le habría disparado a la víctima a la altura del tórax y la bala le atravesó el cuerpo. Se presume que el ataque se registró en la cocina y que luego Núñez arrastró a la mujer malherida hasta el living para recostarla sobre el sillón.

La policía también investiga la presencia de una tercera persona que mantendría una relación con la víctima, aunque al cierre de esta edición no había sido ubicada por los investigadores. Todavía no está claro si esa persona estuvo presente o si fue amenazada para irse.A partir de las 16:30 de ayer se realizó la inspección de la casa donde los efectivos secuestraron el arma con la autorización del juez de turno.

También la Policía Científica levantó rastros de sangre y efectuó otras pericias que conduzcan a esclarecer lo ocurrido en el domicilio del barrio Abel Amaya. Núñez registra un antecedente de violencia de género que data de mayo. Según constató la policía en esa oportunidad a partir de la denuncia de la víctima, el individuo apuñaló a Lezcano en la pierna izquierda, a la altura de la ingle.Al cierre de esta edición, la mujer permanecía internada en grave estado en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional con un pulmón perforado y una hemorragia interna que agravaba su estado de salud.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico