Una textil de Trelew en crisis hizo la tela de la camiseta que la Selección usará en el Mundial

La empresa textil Sedamil, que atraviesa una difícil situación con más de un centenar de trabajadores suspendidos en los sectores de Hilandería y Tintorería, trabajó en la producción de la tela con la que se confeccionará la camiseta que el seleccionado argentino usará en la Copa del Mundo de Rusia 2018.

El próximo año, cuando el seleccionado argentino dispute el Mundial de Rusia 2018, una parte de Chubut también estará en la cancha. Es que a las posibles convocatorias de Sergio Romero, arquero surgido de la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia, y de Gabriel Mercado, el futbolista nacido en Puerto Madryn, se sumará la camiseta oficial que usará el combinado argentino, que será confeccionada con tela elaborada en una planta textil de la provincia. Se trata de Semadil, una empresa que este año fue noticia frecuentemente por la suspensión de trabajadores, debido a que desde el año pasado suma más de un centenar de operarios que tienen que quedarse en sus casas por la falta de trabajo ante la baja en la producción de telas, situación que en el último diciembre derivó en el adelantamiento de las vacaciones.Paradójicamente las suspensiones se dan en Hilandería y Tintorería, los mismos sectores que se abocaron recientemente a la elaboración de la tela con la que se fabricará la camiseta de la celeste y blanca, según confirmó Pablo Rojas, el gerente local de la compañía.Se trata de un entramado que se hace con poliéster especial para contener la transpiración, en un trabajo que demandó más de tres meses, entre el diseño, las pruebas y la puesta a punto para su elaboración, según explicó el gerente, quien sostuvo que esa labor se pudo realizar gracias a “la tecnología de punta que existe en esta planta y en el Parque Industrial en general”.

MIENTRAS SE BUSCAN SOLUCIONESLo cierto es que más allá de la elaboración de la tela que usará Adidas para confeccionar la camiseta del seleccionado de Jorge Sampaoli, se continúan buscando alternativas para encontrar una solución a la crisis que atraviesa Sedamil en Chubut, luego de que el año pasado Guilford cerrara sus puertas en Comodoro Rivadavia, tras décadas de actividad.Desde el Gobierno provincial ya adelantaron que este mes se realizará una reunión con directivos de la firma en una mesa conjunta con el Gobierno nacional y la Municipalidad de Trelew para preservar las fuentes laborales.Al confirmar el encuentro, hace unas semanas el ministro de Producción, Pablo Mamet, tuvo duras críticas contra el Gobierno de Mauricio Macri al entender que es el culpable de la situación que atraviesa el sector textil. El ministro dijo en ese momento: “la crisis de Sedamil en su mayor parte es provocada por medidas del Gobierno nacional, que son la contracción del consumo para supuestamente bajar la inflación, cosa que no vemos, y la liberación de importaciones, que le suma una competencia más a la industria nacional”.A juicio del funcionario, “necesitamos que se tomen decisiones de fondo para que la actividad se sostenga en el tiempo, es decir medidas para darnos competitividad”. Concluyó que Chubut “no necesita promociones ni favores, sino que nos pongan en igualdad de condiciones que el centro y el norte del país”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico