Vecinos autoconvocados protestaron por la falta de agua potable

Vecinos autoconvocados se movilizaron esta mañana hacia el Concejo Deliberante en protesta por la falta de agua potable. Entregaron un petitorio a los ediles para que se declare la emergencia hídrica.

Un grupo de vecinos autoconvocados se movilizaron hacia el Concejo Deliberante con el objetivo de buscar soluciones definitivas ante los reiterados y extendidos cortes de agua potable.

“Somos vecinos de distintos barrios, acá tendrían que estar también todos los sindicatos porque en definitiva el agua es para todos. Tendría que ser una pelea de todos los comodorenses” expresó Mauricio Yañez, referente barrial del San Cayetano en rueda de prensa.

"Lo que pedimos son soluciones definitivas y que tanto concejales como diputados empiecen a trabajar sobre el tema que será una problemática a futuro” reclamó el vecino.

La movilización hacia el Concejo fue resuelta el viernes, en la asamblea que se realizó en la plaza de la Escuela 83 y que fue posterior a la protesta que, a primeras horas de la tarde, se efectuó en la misma Sociedad Cooperativa Popular Limitada.

Paralelamente los vecinos recolectaron firmas de respaldo para que el Concejo Deliberante declare la emergencia hídrica y/o del servicio en la ciudad, y el Ente de Control de los Servicios Públicos informe sobre su actuación en el tema.

Gabriela Zuñeda, de la Asociación Hotelera Gastronómica de la Patagonia Central, también presente en la movilización, reclamó: “un año tras otro estamos en la misma fecha con el mismo problema”.

Tantos los hoteles como los restaurantes de la ciudad “no podemos recibir a los clientes porque tenemos que asegurar un proceso de inocuidad que hace también a la salud y la falta de agua. No podíamos dejar de estar. Es a favor de Comodoro y pedir una solución de una vez por todas”, apuntó.

Recién hoy, luego de nueve días y tras haberse terminado de reparar el viernes por la noche las graves roturas del acueducto Lago Musters, el agua potable llegaría a la totalidad de los barrios de esta ciudad. Ayer, pese a que el servicio se dio por normalizado para la zona sur desde el sábado a la noche, cerca de nueve barrios no tenían agua, entre ellos el Pueyrredón y el Isidro Quiroga.

A esta ausencia del suministro debían sumarse barrios de la zona norte que se abastecen a través del acueducto Arenal-Ciudadela, que volvió a romperse por tercera vez en una semana el sábado a la noche, generando nuevamente preocupación e indignación en los habitantes del sector, que otra vez vieron cómo el agua avanzaba sobre las calles y viviendas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico