Ya son extremas las medidas de prevención para ingresar a Caleta

Desde que hace más de tres meses se declaró la Emergencia Sanitaria por la pandemia del Coronavirus, no se había visto un operativo bioseguridad tan estricto y restrictivo para ingresar a Caleta Olivia como el que hoy comenzó a tener vigencia.

La razón de este virtual alerta amarilla que puso en práctica el Comité Operativo de Emergencias local, se debe al preocupante incremento de casos positivos del virus enComodoro Rivadavia, ciudad de cercanía que fue declarada en fase de circulación comunitaria.

Hasta este mediodía, el COEno había dado a conocer públicamente un detalle de los ajustes en el protocolo que comenzó a aplicarse esta mañana principalmente en acceso norte por la Ruta 3 y en menor medida en el acceso sur teniendo en cuenta que en Río Gallegos se registraron otros cuatro casos positivos del COVID 19.

Pero aún si ese anuncio oficial, El Patagónico pudo constatar en el primero de los sitios de vigilancia que está sumamente restringido el acceso de particulares, salvo que tengan imperiosas y justificadas necesidades para quedarse en Caleta y en muchos casos tienen la obligación de cumplir un periodo de aislamiento de catorce días.

En términos generales no se cortó la permisividad a camiones y vehículos utilitarios proveedores de alimentos y otras mercaderías, pero el conductor o acompañante que descienda frente a las oficinas de Abasto y Control Bromatológico recibe órdenes que semejan al lenguaje militar.

Se les exige, sin excepciones que se bajen de la cabina con protección facial e indumentaria protectora, tras lo cual se les toma la temperatura corporal con una pistola laser, se les obliga a completar una declaración jurada y se les entrega una planilla que deben completar con datos de los comercios destinatarios de la mercadería, la cual deben entregar en la misma oficina antes de emprender el retorno.

Previamente, todos los vehículos son desinfectados y aquellos repartidores de distribuidoras que están de paso hacia otras localidades, deben aguardar pasar en tándem por la zona urbana acompañados por un patrullero policial.

La misma metodología se utiliza para automóviles o camionetas que tienen como destino otras localidades de las zonas oeste y sur de esta provincia y vale recordar que todas las unidades que llegan desde la zona norte deben pasar un control previo en el límite provincial donde se encuentra la comisaría Ramón Santos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico