Cristina se reunió con Curas en Opción por los Pobres

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner llegó a la Isla Maciel, ubicada en la localidad bonaerense de Avellaneda, y se dirigió a la parroquia del Padre Francisco Olveira.

La ex presidenta Cristina Fernández continuó ayer con su agenda de actividades públicas que retomó la semana pasada tras su llegada a la Ciudad de Buenos Aires. En ese sentido, mantuvo un encuentro a las 14 en la Isla Maciel con los curas de Opción por los Pobres.
La información la confirmó el Instituto Patria, que dirige la ex mandataria, a través de su cuenta de Twitter.
Cristina visitó la Parroquia del Padre Francisco Olveira, acompañada por el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.
El lunes, la ex jefa de Estado se encontró con intendentes de la Provincia, a quienes instó a construir un Frente Ciudadano con todas las fuerza progresistas del país.
Cristina reiteró el lunes ante intendentes, la necesidad de conformar el Frente Ciudadano. El mismo será clave para las elecciones de 2017 en medio de la incertidumbre sobre el derrotero político que se de tanto en el oficialismo como en el PJ.
Por otro lado, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió ser querellante en caso de que la Justicia Federal dé impulso a una causa por la denuncia presentada la semana pasada por diputados kirchneristas contra el juez Claudio Bonadio y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger.
Fuentes judiciales consignaron que la presentación fue realizada ante el juzgado encabezado por Sergio Torres, sobre quien recayó la denuncia, que ayer era analizada por el fiscal Jorge Di Lello para pronunciarse a favor o no de dar impulso a la investigación.
Se trata de la denuncia presentada por un grupo de legisladores del Frente para la Victoria encabezados por el titular del bloque, Héctor Recalde, el miércoles último, cuando la ex mandataria prestaba declaración indagatoria en la causa por la operatoria de dólar a futuro ante el juez Bonadio.
Tras el sorteo de rigor, la denuncia fue remitida al juzgado de Sergio Torres, quien corrió vista al fiscal Di Lello para que la evalúe y emita un dictamen, que puede ser a favor de la apertura de una causa o por la desestimación.
En ese marco, fuentes judiciales consignaron que se sumó una presentación de la ex mandataria pidiendo ser tenida como querellante en el marco de la causa.
Los denunciantes acusaron a Bonadio y a Sturzenegger de los presuntos delitos de defraudación por administración fraudulenta, abuso de autoridad, violación a los deberes de funcionario público, prevaricato, estafa procesal y privación ilegal de la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico