El Patagónico no pudo sostener la tendencia y cayó en el clásico

El esfuerzo estuvo pero no alcanzó ni siquiera la nobleza de haber jugado con los genuinos (esos que le entran a la pelota como a las facturas cada vez que Racing gana) pero lo cierto es que en el clásico de todos los años (y en la antesala del Día del Trabajador) Diario El Patagónico cayó ante Diario Crónica por 5 a 2.

El partido celebrado en el estadio municipal de Km 3 solo tuvo esta vez aplausos y choripanes al final. Con el arbitraje de Guillermo Díaz, quien en forma desinteresada colaboró impartiendo justicia.

Crónica construyó su victoria en base a viejos conocidos de "peso" que desde el fondo supieron administrar el juego como Alejandro Carrizo y Pedro Casamajou. De mitad de cancha hacia adelante debutaron varios juveniles que pisaban el césped de zona norte por primera vez.

Incluso algunos fueron con permisos de sus padres por ser menores de edad y se volvieron en una combi escolar, manejada por el hijo del "Portu" Guerreiro.

En El Patagónico estuvo reflejada la nobleza, esa donde el espíritu invita a "comerse la cancha", pero que en lo concreto ese deseo se traduce a recorrer un par de metros. Fue un partido de dos tiempos para el medio gráfico de calle Sarmiento. En principio no contó con todos los jugadoresque ya son referentes en el campo de juego. Y a otros al impuntualidad les jugó unamala pasada.

Así, el primer tiempo no fue el "Día de San Valentín" para El Patagónico, dado que el 2-0 a favor del diario colega melló en el ánimo del plantel que presa de ello caía en desajustes en el juego.

Ya en el segundo tiempo, y a través de las indicaciones de Adrián Flores que debutó como DT (acusa un desgarro el único jugador de la Liga local con el que cuenta el diario) las cosas se fueron poniendo en su lugar: en especial a la hora de bajar los decibeles y encontrar orden en la cancha.

De esa manera llegó el descuento y los dos goles de "El Pata", uno a través de "El Facha" López que eludió la marca para abrir el marcador. Y el restante desde los doce pasos, y a través de la ejecución del distribuidor, "El Flaco Bilos" que acomodó el balón en la base del poste derecho.

Pero la ilusión duró poco, Crónica hizo de su ofensiva y juventud el arma para superar la última línea y sellar el triunfo. Con el pitazo final, llegó la euforia del medio colega. Y también los reclamos de los barrabravas de "El Pata" que reclamaban la identidad, el recibo de sueldo, o los documentos de los de la calle Namuncurá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico