Fuerza Aérea inauguró el nuevo sistema automatizado del Centro de Control Aéreo en Comodoro Rivadavia

La instalación del equipo digital que permitirá mejorar los estándares de seguridad y control demandó una inversión superior a los 3 millones de dólares e incluyó el reacondicionamiento de la dependencia. De este modo, el centro inaugurado en la década del 60 actualizó su sistema, cambiando las antiguas cartas de vuelo que imponían un control manual a un sistema de monitoreo automatizado.

Luego de un año de intenso trabajo, que obligó a que los controladores se adaptasen a instalaciones alternativas para poder realizar las remodelaciones, el Centro de Control Aéreo de Comodoro Rivadavia de la Fuerza Aérea inauguró su nuevo sistema de monitoreo para el control de vuelos y las remodelaciones edilicias.
La puesta en funcionamiento del nuevo equipamiento se oficializó ayer con una ceremonia que se realizó al mediodía. El acto contó con la presencia de los pioneros de la actividad, quienes desde la década del 60 controlan el espacio aéreo para el funcionamiento del sistema de aviación.
El director de los servicios de Tránsito Aéreo de Comodoro Rivadavia, comodoro Luis Sosa, fue el primero en hablar luego del descubrimiento de una placa recordatoria por esta fecha tan importante.
El comodoro recordó los inicios de la ex estación principal de comunicaciones y a sus pioneros, además de la construcción del actual edificio en la década del 70. También hizo hincapié en la gran jurisdicción que cubre el centro, desde Bahía Blanca a la Antártida, con 35 controladores en cuatro puestos permanentes, "a la escucha los 365 días del año".

UN SISTEMA MODERNO

Luego de la inauguración la controladora Cristina Miranda, supervisora e instructora del centro, brindó una charla informativa en la que explicó cómo se automatizó el sistema de control del tránsito aéreo y los cambios que implica su funcionamiento en el trabajo de los controladores.
Es que según se pudo ver luego en la práctica, los operadores y sus ayudantes dejaron las antiguas cartas de vuelo que obligaban a realizar un trabajo manual rastreando la ubicación de la nave a través del intercambio con el piloto, para poder visualizar el avión en un monitor donde todos los datos quedan registrados.
Asimismo, ya no se deberán calcular los tiempos de vuelo, sino que lo hará el sistema y los controladores podrán manejar todo desde un sistema de comunicación similar a una tablet, además de contar con un simulador para instruir a controladores nuevos y preparar procedimientos sin afectar el servicio.
Todo esto es posible gracias a la instalación de radares que se implementó en 2004 a través de un decreto que estableció la radarización del espacio aéreo argentino, permitiendo la instalación de aparatos en Río Gallegos, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Esquel, San Julián y Ushuaia.

INVERSION MILLONARIA

Según confirmó el brigadier José Alberto Palermo, director general de Control de Tránsito Aéreo, la inversión para la instalación del nuevo sistema traído desde España, fue de 3 millones de dólares en equipamiento e infraestructura, lo que significa un trascendental avance para el control aéreo en el país.
"Estábamos atrasados, pero sustancialmente el avance que hemos hecho es realmente importante. Hace muchos años que no invertíamos en automatizar. Se estaba esperando que esté radarizado todo el país. Lo que se facilita con esto es la eficiencia del sistema porque puedo tener muchos más aviones y tenerlos controlados unos a otros", detalló, recordando que recientemente se inauguró un sistema similar en Mendoza y otro en Resistencia, por lo que ahora todo el sistema de vuelos del país esta automatizado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico