La brecha salarial entre hombres y mujeres llega en Comodoro al 46%

La desigualdad entre los salarios de hombres y mujeres no sólo se encuentra influenciada por las condiciones de contratación, ya que también difiere entre regiones. Así se desprende de un estudio realizado por el grupo de estudio Economía Feminista sobre la base de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC.

Según el estudio de Economía Feminista, la brecha salarial entre hombres y mujeres en el caso de Comodoro Rivadavia es la más alta del país ya que en algunas actividades alcanzan el 46,04%, seguida de Río Cuarto, Córdoba, con el 34,20% y Santiago del Estero con el 33,32%.
En este caso los números entre las diferentes provincias patagónicas da cuenta de una disparidad, salvo en el caso de Neuquén que generalmente presenta escenarios similares a los de Comodoro Rivadavia, en su calidad de ciudades "petroleras".
En el caso neuquino la brecha es del 33,68% medida con los salarios de Neuquén y Plottier, donde las mujeres perciben un promedio de 6.324 pesos y los hombres de 9.535. El estudio además releva para Río Gallegos una brecha del 23,19%, para Ushuaia-Río Grande 13,03% y Viedma-Carmen de Patagones 20,37%.
Según el estudio, en Comodoro Rivadavia las mujeres perciben salarios promedio de 7.942 y los hombres de 14.718 pesos, datos que explican la brecha del 46,04%. En Chubut también se midió esta realidad en las ciudades de Rawson y Trelew en forma conjunta donde la desigualdad es del 16,43%. Los hombres perciben salarios promedio de 9.305 pesos y las mujeres de $7.776.

ANALISIS
"Como hemos aprendido en estos últimos años, el crecimiento económico en sí mismo no implica que haya una mejor redistribución del ingreso. Lo mismo ocurre con las brechas de género: necesitamos políticas activas que apunten a modificar una dinámica que en la actualidad restringe las posibilidades laborales de las mujeres. Necesitamos una agenda económica con perspectiva de género", señala la investigación de Economía Feminista.
Asimismo sostiene que otro problema de gravedad es el nivel de informalidad en el trabajo de las mujeres. "La desigual distribución de tareas en el interior del hogar (las mujeres le dedicamos casi el doble de tiempo al trabajo doméstico no remunerado que los varones) condiciona la actividad e inserción laboral. Cuando hay niños esta situación empeora, la tasa de actividad de las mujeres cae de 54% para mujeres sin hijos a 39% cuando hay más de un menor en el hogar", subrayan.
En este marco aseguran que esos factores contribuyen a que las mujeres ganen en promedio en Argentina un 27% menos que los varones, lo que se conoce como brecha salarial por género. Esta brecha varía mucho a lo largo de cada actividad laboral a lo ancho del país.
Además, las trabajadoras "en negro" ganan un 40% menos que sus pares varones según un informe del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. "La situación resulta aún más grave si consideramos que el sector informal, que se caracteriza por salarios más bajos que el promedio de la economía y en el que no existen garantías sobre el cumplimiento de los derechos laborales básicos (por ejemplo las licencias por maternidad), está compuesto por más de un tercio del total de los trabajadores asalariados", indica el estudio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico