La Universidad trabaja para aprovechar el valor energético del recurso marino costero

En el marco del Instituto de Desarrollo Costero, dependiente de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, se están elaborando proyectos vinculados con el aprovechamiento energético del recurso marino costero de la región con el objetivo de instalar y concientizar a la sociedad sobre la importancia del mismo.

El escenario nacional y el contexto internacional señalan a 2016 como un momento bisagra para la agenda medioambiental del país. En ese contexto, Nerina Iantanos de la Facultad de Ciencias Naturales y Horacio León de la Facultad de Ingeniería trabajan conjuntamente sobre proyectos vinculados al aprovechamiento energético del recurso marino costero de la región, a meses del acuerdo histórico global sobre el Cambio Climático de París y del lanzamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Los profesionales destacaron que un paso correcto fue avanzar en la reglamentación de la ley 27.191 sobre el régimen de fomento nacional para el uso de fuentes renovables de energía destinado a la producción de energía eléctrica, aprobada en 2015 con amplio consenso parlamentario, que determina que para 2017 se debe contar con el 8% de la electricidad disponible generada por el viento, el sol, el mar, entre otras fuentes.
En ese sentido, los sistemas de generación de energía renovable más conocidos son los eólicos (viento), de generación solar (sol), biomasa (materia orgánica), geotérmica (calor interno de la Tierra), mareomotrız (mareas) y la undimotriz (olas).
De acuerdo a los datos obtenidos, el potencial marino de la zona permitiría generar energía a partir de dos maneras como lo son la energía de las mareas o mareomotriz y la energía de las olas o undimotriz.
Como ocurre con las otras formas de energías renovables, la energía del mar no está distribuida uniformemente alrededor del planeta. Es decir las mayores fuentes de energía de las olas se encuentran entre los 30 grados y los 60 grados de latitud en ambos hemisferios y particularmente los grandes recursos se encuentran a lo largo de la costa occidental de Europa, fuera de las costas de Canadá y Estados Unidos y en la costa sur de Australia y América del Sur.
Con el objetivo de obtener nuevas fuentes de energía, que permitan tener mayor autonomía, diversificar la matriz, paliar el déficit de energía del país y a la vez disminuir las emisiones de dióxido de carbono, se puede observar que el océano es una fuente de características potenciales que se debe tener en cuenta.



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico