Quedó en libertad el conductor que atropelló a Analía Gallardo

En horas de la tarde de hoy se realizó la audiencia de control de detención de Pablo Gustavo Rodríguez, imputado por "lesiones gravísimas culposas agravadas por la conducción imprudente de un automotor" y fue puesto en libertad.

Ayer a las 05:40 Pablo Gustavo Rodríguez en estado de ebriedad embistió a Analía Gallardo, quien se prestaba a tomar un remis para dirigirse a su trabajo. Entrada la tarde de hoy, se llevó la audiencia de control de detención y apertura de la investigación a Rodríguez a quien se le imputó el delito de "lesiones gravísimas culposas agravadas por la conducción imprudente de un automotor", en calidad de autor.

Luego de informársele sus derechos, la funcionaria de fiscalía Patricia Rivas solicitó se formalice al imputado el ilícito acontecido ayer cuando Rodríguez conducía un Fiat Palio blanco en forma imprudente, a exceso de velocidad y alcoholizado -el test de alcoholemia más tarde arrojó 1,44 gr./lts- por Av. Kennedy en sentido Norte-Sur.

El hecho se produjo en calle La Plata, donde colisionó con un remis que estaba estacionado y embistió a la víctima provocándole fracturas múltiples en diversas partes de su cuerpo. Luego de esto, pasó en una maniobra brusca entre dos autos. Cabe destacar que el estado de la víctima es crítico con evaluación de amputación de ambas piernas, afirmó la funcionaria.

La defensa a cargo del defensor particular Gustavo Albornoz no formuló objeción al relato del hecho, ni a la calificación legal. Asimismo el imputado accedió voluntariamente a declarar diciendo: "no me acuerdo de nada, iba por el carril rápido, ni sé cómo agarré a la chica".

Luego Rivas solicitó se declare legal la detención de Rodríguez ya que la misma ha sido en flagrancia. Haciendo mención del certificado médico acerca de las lesiones de la víctima y del traslado inmediato, luego del hecho, de Rodríguez al Hospital en calidad de detenido, ordenado por el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi. No solicitando ninguna medida de coerción para él, en base al monto de la pena que tiene un mínimo de 6 meses a 3 años de prisión; y por la no existencia del peligro de fuga ya que Rodríguez tiene arraigo en la ciudad.

Finalmente el juez penal Mariano Nicosia resolvió hacer lugar a la apertura de investigación preparatoria del hecho, teniendo por anoticiado al imputado del mismo y por asegurada su defensa técnica. Estableciendo el plazo de 6 meses para concluir con la investigación y que su privación de libertad fue en forma legal. No habiéndose solicitado el mantenimiento de la medida de coerción, se decretó su libertad informándole a Rodríguez la obligación de concurrir al juzgado toda vez que le sea requerido.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico