A Ariel no le aceptan ni un mate y está cada vez más solo

El participante lleva un mes en la casa y sigue sin poder congeniar con sus compañeros, pero sigue intentando integrarse al grupo.

Ariel Ansaldo no logró entrar en sintonía con sus compañeros en Gran Hermano y eso, sumado al desprecio de Walter “Alfa” Santiago, lo dejó un poco marginado.

El malestar que genera Ariel entre sus compañeros quedó en evidencia ayer cuando decidió preparar unos mates y sentarse sobre el suelo del patio mientras sus compañeros jugaban al fútbol.

“Menos mal que trajeron estos termos ‘anti-chicos Gran Hermano’”, acotó Ariel para sumarse al chiste, pero no hubo caso, nadie habló con él. A los pocos minutos, se acercó La Tora y finalmente, pudo compartir un amargo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico