A raíz del maltrato de sus padres un niño estará al cargo de su tía

La Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia confirmó la decisión de una jueza de familia de otorgar el cuidado de un niño, de un año y cinco meses, a su tía materna. Se debe a las evidencias de maltrato por parte de sus padres. La medida de protección regirá durante un año.

Tan solo dos meses después de su nacimiento, C.L.C.B. fue internado con múltiples lesiones corporales. Los problemas continuaron el 23 de mayo de 2016 cuando ingresó al Hospital Regional tras haber sido derivado de urgencia de un centro de atención primaria de la salud.
El niño permaneció internado durante 22 días. Se le detectaron lesiones en su labio inferior y mucosa oral, con quemaduras de cigarrillo y hematomas en hombro y brazo izquierdo, en pierna derecha, ambas plantas de los pies y en una uña de un dedo de su mano izquierda.
En consecuencia, los médicos denunciaron el caso ante el Ministerio Público Fiscal teniendo en cuenta que el bebé estaba al cuidado de su madre y, ocasionalmente, de su abuela paterna.
Según informó la agencia de noticias ADN Sur, los jueces de la sala A de la Cámara de Apelaciones, Silvia Alonso y Fernando Nahuelanca, avalaron la decisión de la jueza de Familia que otorgó la guarda del niño a sus tíos maternos M.A.S. y M.D.F. Los magistrados también suspendieron la responsabilidad de sus padres, J. M. B. y J. A. C., por un año ya que consideraron que estaban imposibilitados de cuidarlo su hijo.
Los padres apelaron el fallo explicando su situación personal y procesal pero los informes de los médicos del hospital, del Servicio de Protección de Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Familia y del Equipo Técnico Interdisciplinario y las actuaciones en trámite en el Ministerio Público Fiscal avalan la decisión de los jueces.
El fallo también establece que el derecho de quedarse con su familia de origen no es "un principio absoluto" y si hay motivos fundados, "los niños deben ser separados de su familia, ya que el Estado debe preservar su interés superior y así lo ha establecido la Corte Interamericana de Derechos Humanos".
"Es lógico que si se otorga la guarda de un niño a un tercero y en las circunstancias por las cuales este niño tuvo que ser separado de sus progenitores, se deben dar también las herramientas que les permitan a estos guardadores poder realizar todos los trámites, actos y gestiones pertinentes para atender la cotidianeidad de la criatura, en lo referente a salud, educación, alimentación, etcétera, y para todo eso necesitan no solo ser quienes lo cuidan, sino también quienes deciden las cuestiones diarias", agrega.

EVALUACION Y DECISION

La Cámara de Apelaciones también evaluó: "esta grave situación es la que motivó el dictado de la medida excepcional de protección por la que se dispuso la convivencia del niño fuera de la órbita de sus progenitores". Y recordó: "el propio reconocimiento de los progenitores que no están actualmente en condiciones de procurar por sí solos cuidados a su hijo".
"La permanencia del niño en el medio familiar nuclear resulta contraria a su interés superior. La convivencia con los progenitores lo coloca en una situación de efectiva vulneración de sus derechos fundamentales", añadió.
Mientras que el Servicio de Protección impulsa un plan de trabajo para re-vincular al niño con los padres biológico. Sin embargo, "fue llevado por los padres de manera parcial e incompleta, manifestando poco compromiso y adhesión en los diferentes espacios transitados, una concurrencia pasiva, escasa reflexión y resignificación de lo sucedido que hace necesario continuar trabajando con ellos", detallaron.
Según un informe de del Equipo de Familias del Corazón, "los padres necesitan apoyo a la crianza para desempeñar las funciones parentales y cubrir las necesidades del niño, velando por un desarrollo integral, pleno y saludable".
Asimismo, Familias del Corazón visitó la casa de los padres biológicos donde observaron que la vivienda posee una cocina comedor amplio y un único dormitorio. En consecuencia, los integrantes de este equipo señalaron que es necesario que el niño cuente con su propio espacio teniendo en cuenta que la pareja está esperando otro hijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico