Acusan a directora hospitalaria de insultar a tres empleadas

El gremio que nuclea a los profesionales de la salud (APROSA) solicitó la urgente intervención de la ministro de Salud, Rocío García, para esclarecer un incidente ocurrido hace pocos días en el Hospital Distrital de Perito Moreno, ya que tres empleadas del sector Arancelamiento denunciaron haber sido víctimas de "maltratos e insultos" por parte de la directora del nosocomio, Bárbara Helman. La conducción de APROSA, además de expresar su solidaridad con las trabajadoras agraviadas, señaló que en ese hospital existen otras situaciones irregulares "que ameritan la intervención de los organismos de control actuantes", a fin de llevar "transparencia y encauzar" las prestaciones y servicios.

Caleta Olivia (agencia)

El gremio que nuclea a los profesionales de la salud (APROSA) solicitó la urgente intervención de la ministro de Salud, Rocío García, para esclarecer un incidente ocurrido hace pocos días en el Hospital Distrital de Perito Moreno, ya que tres empleadas del sector Arancelamiento denunciaron haber sido víctimas de “maltratos e insultos” por parte de la directora del nosocomio, Bárbara Helman.

La conducción de APROSA, además de expresar su solidaridad con las trabajadoras agraviadas, señaló que en ese hospital existen otras situaciones irregulares “que ameritan la intervención de los organismos de control actuantes”, a fin de llevar “transparencia y encauzar” las prestaciones y servicios.

En consecuencia, el gremio expresó a través de un comunicado de prensa que es imprescindible que la titular de la cartera de Salud de la provincia “intervenga de manera urgente” y de manera personal, “para obtener las explicaciones y llevar tranquilidad a la población peritense que muestra signos de profunda preocupación”.

“Entendemos que por los argumentos esgrimidos en la denuncia contra Bárbara Helman ante la Secretaría de Trabajo, lo mejor es que se abran todos los procesos administrativos con el propósito de evaluar y tomar las decisiones correctas”, se argumentó.

Finalmente, la conducción gremial sostuvo que “se tiene que proteger a estas tres mujeres trabajadoras y a su salud en especial, brindándoles un clima laboral estable y libre de hostilidad porque nadie merece ninguna clase de agresión, ni verse afectado ante las relaciones de poder”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico