Agredieron a una enfermera en el trailer sanitario de Ramón Santos  

La dirección del Hospital Zonal de Caleta Olivia denunciará penalmente a dos mujeres y a un hombre de Pico Truncado, acusándolos de haber agredido verbal y físicamente a una enfermera que se encontraba en el puesto sanitario emplazado en el Límite Interprovincial (Ramón Santos), donde se realizan hisopados para detectar COVID 19 entre viajeros que ingresan a Santa Cruz.

El confuso incidente se registró alrededor de las 19.30 del viernes y hasta el momento trascendió que la mayor de las agresoras se apellidaría Vázquez Páez.

En principio, las autoridades de salud creen que la misma sería una abogada y por ello también tenían previsto elevar una nota a la institución que nuclea a los profesionales de ese ámbito.

Sin embargo, fuentes consultadas por El Patagónico dijeron desconocerla, aunque no descartan que se trate de una empleada judicial de bajo rango.

Lo concreto es que ya en anteriores ocasiones habría proferido fuertes insultos al personal sanitario ante la obligatoriedad que tiene toda persona de practicarse el test de antígeno cuando sale de la provincia y no retorna en el transcurso de mismo día.

La agredida fue Cristina Torrens (foto), quien contó a los medios periodísticos que novio de la hija se negaba a pagar los mil pesos que se cobran por ese servicio, tarifa fue estipulada por el Ministerio de Salud.

Según el relato de Torrens, el individuo le dijo de malas maneras a otra agente sanitaria que no tenía plata, ni obra social (que puede cubrir el costo) ni tarjeta de debido y le arrojó su DNI sobre una pequeña mesa.

“El hombre nos dijo: que mierda me importan estos decretos, yo no voy a pagar nada” relató Cristina, agregando que luego subió al tráiler la supuesta abogada para proferirle insultos, al igual que su hija gritando “quien mierda no deja pasar a mi novio.

La mayor de las mujeres, según relató Cristina “nos dijo que era abogada y que nos haría juicio” y estaba fuera de sus cabales porque comenzó a golpearla.

La hija también le pegaba con su teléfono celular en las manos cuando intentó aferrarse a la baranda de la escalera del tráiler, en tanto el sujeto la empujarla y la agarraba de cabello.

Otras personas que estaban esperando para hisoparse trataron de interceder pero no se animaron a separar al agresivo trío, hasta que se acercó un policía del puesto caminero para apaciguar los ánimos del grupo agresor, al que luego se los dejó ir para evitar más incidentes.

En tanto, el director del Hospital Zonal, Gerardo Romaní confirmó esta mañana estaba recogiendo los testimonios del personal sanitario para presentar, a través de la asesora legal del nosocomio una denuncia penal y que se irá “hasta las últimas consecuencias”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico