Alcaidía: las cinco afectadas por el incendio continúan asistidas con respirador artificial

Sigue siendo delicado el estado de salud de las cinco internas que sufrieron asfixia y quemaduras en las vías respiratorias durante el incendio que se registró el miércoles, pasado el mediodía, en el pabellón de mujeres de la alcaidía policial. Entre las más complicadas se encuentran Juliana Uribe que padece infección respiratoria y Gisela Pérez con un cuadro de broncoaspiración.

La directora del Hospital Regional, Miryám Monasterolo, dio a conocer el parte médico de ayer de las cinco reclusas que sufrieron lesiones de gravedad durante el incendio desatado del miércoles en el pabellón de mujeres de la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia.
Cuatro de ellas -Jessica Aguilera, Laila Núñez, Gisela Pérez y Juliana Uribe- continúan internadas en la sala de terapia intensiva del Hospital Regional, mientras Anahí Quinteros permanece en el Hospital Alvear.
El parte médico detalla que todas siguen con asistencia ventilatoria mecánica por lesión inhalatoria por humo. A Uribe se le retiró la asistencia ventilatoria durante la tarde del viernes, pero "requirió nuevamente de ventilación mecánica en la madrugada del día de la fecha (por ayer) debido a que presenta una infección respiratoria sobreagregada".
Gisela Pérez, en tanto, "está recibiendo tratamiento antibiótico por broncoaspiración, persiste con soporte cardiovascular". Y las restantes pacientes, Aguilera, Quinteros y Núñez, "se encuentran estables, con soporte ventilatorio por inflamación broncopulmonar persistente". El pronóstico continúa siendo reservado en los cinco casos.
Por otro lado, el Ministerio Público Fiscal deberá esperar hasta mediados de esta semana para conocer el informe de los resultados de los peritajes realizados el viernes por personal de Gendarmería Nacional en el pabellón donde el miércoles a las 13:30 se desató el fuego. El perito examinó las dos puertas de acceso al pabellón, las cuales estaban cerradas con candado.
Además, secuestraron elementos de interés para la causa que serán sometidos a exhaustivos estudios para determinar las causas que provocaron el siniestro. Hasta el momento se maneja la hipótesis de que el incendio fue causado intencionalmente por alguna de las reclusas.
Como no se pudo entrevistar a las internas por su estado de salud, tampoco se sabe si hubo un conflicto previo entre ellas, o simplemente se trató de una protesta por las condiciones en las que se encuentran alojadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico